Conectarse

Recuperar mi contraseña

Coast Ranges Soundtrack» by XlspX on Grooveshark
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Mar 05, 2012 7:49 pm.

/


/

LUCAS F. LINDSEY
ADMINISTRADOR


/


/

APHRIL R. RUMSFELD
ADMINISTRADORA


/

KYA FITZGERALD
ADMINISTRADORA
Últimos temas
» Becca es
Jue Mayo 10, 2012 11:04 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Hogar & trabajo»
Jue Mayo 10, 2012 9:26 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Nombre&Apellido»
Jue Mayo 10, 2012 9:18 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de PB •
Jue Mayo 10, 2012 9:17 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de sexo (Fem&Mas)•
Jue Mayo 10, 2012 9:15 pm por Rebecca M. O'shea

» Otro viaje más ! {Ausencia}
Sáb Mayo 05, 2012 9:17 am por Jennifer R. Hamilton

» Mayo, no es un buen mes.
Mar Mayo 01, 2012 11:28 pm por Alyssa D. Foster

» ¿Dónde está la rutina? {Marcus}
Dom Abr 29, 2012 6:05 pm por Jennifer R. Hamilton

» Everything will change {Marcus}
Miér Abr 25, 2012 1:57 pm por Marcus D. Alexander





Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicLonelyHeartsClubFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPic35x35baner.pngRUN AWAY RPGPanem GamesImage and video hosting by TinyPicForo rol Life you think you hadUnforgottenSummerCampNightshade RPG /></a><a href=Discere College<http://illiweb.com/fa/pbucket.gifPhotobucketHogwarts RevolutionImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicAshley></a><a href=New York LivePhotobucketImage and video hosting by TinyPicCalapalooza!Hogwarts 3rd GeneraciónImage and video hosting by TinyPic


NORMALES

Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Astrid F. Bergman* el Mar Ene 24, 2012 11:58 pm

Sábado, 18:35 p.m., Playas de Coast Rangers.

No hacía más que un par de días que había vuelto al que había sido su hogar. Coast Rangers no había cambiado ni lo más mínimo en un año, salvo claro por toada la revolución del cierre de las playas y el accidente de Sophie. A la pequeña Ash, todo le parecía demasiado exagerado, y para nada justificado el accidente de alguien con el transformar un lugar tranquilo en una fábrica de dinero. Era triste, jodidamente triste, pero al final todo se reducía siempre al maldito dinero.

Había salido de casa en cuanto había podido, las paredes de la gran casona se le hacían enormes. Además sus padres se dedicaban a estar lo más lejos el uno del otro posible, y habían decidido por ellos mismo que la chica necesitaba su espacio en su habitación para volver a adaptarse a todo aquello de nuevo.
Lo primero que hizo fue dejar su maleta en el suelo, sin abrir, y dedicarse a mirar las múltiples cicatrices que tenía en sus brazos. Echaba de menos la sensación de libertad que daba el clavar la cuchilla sobre su piel y ver la sangre brotar. En el centro, obviamente la mantenía alejada de todo lo que tenía un filo cortante y era una de las cosas que más echaba de menos de la libertad que le daba aquella fría y solitaria casa.
No tardó más de diez minutos en reencontrarse con su caja tesoro, llena de cuchillas que había ido coleccionando las maquinillas de afeitar de su padre. Se metió en su cuarto de baño, ya que los lujos de la familia permitían que tuviera uno propio y se reencontró con uno de sus vicios favoritos. Dos cortes en el antebrazo izquierdo y tres en el derecho la permitieron salir sonriente del cuarto de baño. Pero los remordimientos y la decepción consigo misma no tardaron en aparecer, se sintió completamente agobiada y salió corriendo de aquella casa con nada más que un paquete de tabaco en los bolsillo.

Justo como hacía un año, no sabía como pero había acabado en la playa. Y no en un lugar cualquiera, estaba en el monumento que los vecinos le habían hecho a Sophie. La rubia encendió un cigarrillo y dejó otro al lado de las cartas, velas, peluches y demás cosas que se acumulaban allí a modo de ofrenda. Se quedó mirando el humo y los recuerdos de Sophie. - Lo siento. - murmuró triste, dándose cuenta de que en este tiempo no había tenido un momento para apenarse realmente por la chica.
El humo de su cigarro hacía dibujos unos instantes antes de fundirse con el resto del aire. La chica sonrió y pensó para sí que ojala fuera tan volátil como el humo, que ojala hubiera sido ella quien hubiera partido y no Sophie, seguro que de haber sido así las cosas estarían mejor por Coast Rangers...


Última edición por Astrid F. Bergman el Miér Ene 25, 2012 10:35 am, editado 1 vez


|| A disaster watting to Happen ||

· · Astrid as Chaos · ·


avatar
Astrid F. Bergman*
» Estudiante del Instituto «

 » Estudiante del Instituto «

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Jackson T. Hendricks el Miér Ene 25, 2012 1:46 am

Si algo había extrañado de aquella pequeña ciudad era la playa. Claro que en Nueva York tenia a todo Long Island para pasear, pero no era lo mismo. El había crecido aquí, rodeado de personas que ahora lo miraban con mala cara, el había pasado su adolescencia borracho en las arenas por las que ahora mismo caminaba. Eran recuerdos que claramente Jack quería dejar atrás, todas las cosas que había hecho cuando no era más que un crio que no tenía idea de la vida ¿pero ahora la tenía? No, claro que no. Seguía siendo el mismo muchachito de 16 años que se encontraba perdido, solo que ahora tenía diez años más y todos esperaban que hiciera algo con su vida. La muerte de sus padres después de todo había sido un alivio, no tenia porque preocuparse del rostro de preocupación de su madre ni la desaprobación de su padre, seguramente en donde fuera que se encontraran lo estaban mirando con mala cara, pero por lo menos el no los tenía que observar y sentirse mucho más patético de lo que ya se sentía. Las cosas por fuera parecían estar a la perfección, pero no lo estaban para nada. El era un experto fingiendo que la tentación se había ido, que las cosas estaban funcionando de las mil maravillas, pero no era cierto.

Apenas podía soportar las miradas desaprobatorias de los más antiguos de la ciudad. De aquellos que observaban su tatuaje y ya por eso pensaban que él nunca iba a cambiar, que seguiría siendo el pequeño de los Hendricks que dejaría a la ciudad en ridículo y que haría pasar rabia a los buenos de sus padres. Los más jóvenes claramente no recordaban de sus andanzas por aquella playa…pero los otros…Jack podía sentir su mirada reprobatoria pegada en su nuca. Pero aquella era también su ciudad, había invertido cada uno de sus ahorros en el bar que exitosamente manejaba y no iba a rendirse. Por lo menos no por ahora.

El muchacho caminaba con paso tranquilo por la playa. Por delante de él “Spock” su perro regalón corría libremente sin ninguna atadura. No fue hasta que se le perdió de vista por algunos minutos hasta que empezó a preocuparse, a buscarlo con la mirada, hasta que lo encontró con alguien bastante familiar-Y yo que pensaba que no le agradabas-dijo en tono de broma acercándose hacia Astrid al ver como el perro buscaba que ella lo acariciara o por lo menos le mordía los cordones de las zapatillas deportivas. Jack le sonrió a la chica…le recordaba mucho a el, y eso no era nada de bueno, quizás por eso mismo le gustaba mantenerse cerca, casi como alerta a que algo sucediera.-¿Qué tal estas Ash?-no se percato que estaban en el monumento a Sophie hasta que se agacho a acariciar al perro junto con la muchacha e inmediatamente se sintió incomodo. No le gustaba aquel lugar. Para nada.



Jackson Thomas Hendricks
avatar
Jackson T. Hendricks

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Astrid F. Bergman* el Miér Ene 25, 2012 10:31 am

Esta tan concentrada en sus negros pensamientos que le costó darse cuenta de que ocurría a sus pies, algo que le estaba mordisqueando los cordones de sus zapatillas. Por un momento pensó que por fin había sucedido y la tierra finalmente había accedido a tragársela, pero no, había un pequeño amigo perruno a sus pies. Sabía quien era porque aunque pareciera raro ella y el dueño de la criatura eran algo parecido a amigos.
Bajó la mirada y algo parecido a una sonrisa curvó sus labios. Cualquier otra persona se habría molestado en acariciar a "Spock", que así se llamaba el pequeño, pero ella no. ¿Cómo saber si eso es lo que el animal quería?. Así ella se limitaba a dejarle hacerle lo que quisiera a su alrededor, a convivir ese rato sin que ninguno de los dos se molestaran mutuamente.

Pronto apareció Jackson, el dueño del perro. Astrid chasqueó la lengua contra su paladar provocando que saliera de su boca un extraño ruidito y que el humo de lo que era ya más una colilla que un cigarro saliera entrecortado. - Sabes que le gusto más que tú, es eso lo que te molesta. - sus palabras destilaban la misma ironía que con cualquier otra persona, pero sin embargo eran en un tono más amable y dulce que con cualquiera. Un tono que la pequeña rubia casi ni sabía que tenía pero le salía natural cuando se juntaba con aquel hombre.
Era una relación rara, como si ambos tuvieran mucho más en común de lo que ninguno de ellos quería admitir. Algo en él llamaba la atención de Astrid, nadie en su sano juicio se acercaría a ella tanto ni trataría de protegerla de esa manera. Jackson escondía algo que provocaba una especie de fascinación extraña en ella, no era fácil de explicar.

Estaba acostumbrada a observar desde la distancia, como esas señoras mayores de Coast Rangers que se asomaban día y noche a las barandillas de sus porches para observar lo que hacían sus vecinos. Eso hacía que fuera difícil que casi ninguna cosas pasara por alto a sus fríos y castaños ojos, se sentía incómodo y supuso que tenía algo que ver con la muerte de aquella pobre chica.
Astrid evitó contestar directamente a esa pregunta, era una especie de política de la casa... ¿qué como estaba?, pues hecha mierda, como siempre. - La vida no es precisamente maravillosa cuando acabas de salir de un centro de rehabilitación. - así era ella, tenía total libertad para hablar de sus miseras, total, todo el mundo en aquel pueblucho la daba por un caso perdido y comentaban de ella por las esquinas. Sabía que el hecho de que Jackson acabara de volver a aquel lugar no era excusa para que no supiera la historia del "desastre de Coast Rangers" y sin embargo, ella sí que se sentía algo perdida con respecto a la historia del muchacho. Pero prefería hacer oídos sordos a las habladurías que le llegaran de él, ¿qué había mejor que una historia contada en primera persona?.

La chiquilla se quedó mirando aún el santuario de Sophie. - Me cambiaría por ella en cualquier momento, tanto antes como ahora. - pensó en alto, más para sí que para Jackson. Y era lo que sentía, le hubiera gustado ser alguien como Sophie en vida y también le gustaría ser ella ahora mismo y no tener que aguantar todo esto. - ¿La conocías?. - preguntó tímidamente mientras tiraba la colilla de su cigarro y la enterraba con sus pies en la arena. Segundos después rectificó la pregunta, claro que la conocía porque todo el mundo conocía a Sophie. - Quiero decir... ¿la conocías de verdad?. - eso ya era mucho más difícil, a decir verdad la rubia dudaba de que se pudiera conocer a alguien realmente.


|| A disaster watting to Happen ||

· · Astrid as Chaos · ·


avatar
Astrid F. Bergman*
» Estudiante del Instituto «

 » Estudiante del Instituto «

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Jackson T. Hendricks el Miér Ene 25, 2012 1:48 pm

Si, había escuchado los rumores. ¿Y quién no? Aquella era una ciudad pequeña, era una ciudad en donde todos sabían todo sobre todos, el estaba un poco más protegido, ya había pasado la etapa en que era un adolescente y le interesaba a todos los otros adolescentes. Ahora le interesaba más la niña que acariciaba su perro de color blanco que tenía una gran mancha negra sobre uno de sus ojos. La verdad es que por eso mismo se había acercado a ella, porque la encontraba perdida, con la mirada igual a como el recordaba observarse al espejo cuando tenía su edad. La hacía querer saber todo lo que hacia Ash, como para evitar que sucediera un gran desastre. Y claro el no tenia porque hacerlo, eran completos desconocidos hasta hace un par de meses, el era un tipo que estaba a punto de llegar a los treinta años sin tener realmente un momento exitoso en su vida, era un desastre aunque el fingía que no lo era. Esa era la diferencia entre ambos, que Astrid lo decía, que se le notaba por los poros que estaba cansada de estar ahí, o que no le importaba fingir cosas que no eran…pero el…el tenia que aparentar que las cosas habían mejorado, que no sentía la necesidad de inyectarse alguna aguja con sustancias ilícitas en el brazo solo para olvidar, porque así no se hundía más en la miseria, ese era su escudo, su modo de protegerse. Seguramente todos pensaban que era extraño que un tipo diez años mayor que la chica que estaba ahora sentada en la arena le interesara demasiado, pero lo hacía…mucho más de lo que cualquiera pensaría.

-No digas eso-la regaño dulcemente, estaba más concentrado en observar las miles de cartas y de fotografías que habían dejado para Sophie cuando escucho aquella frase que le hizo girar su cabeza inmediatamente hacia la muchacha-Es verdad que le agradas más que yo, el no sabría que hacer si no estuvieras aquí-agrego en tono de broma mirando a Spock y luego a la muchacha, como alivianando aquel comentario que lo había dejado sorprendido, aunque no demasiado. Estaba seguro que la tierra o vivir era lo último que pasaba por la cabeza de Astrid.

Negó con la cabeza suavemente ante su pregunta-La verdad es que no-claro que sabia quien era Sophie, conocía su familia, la había visto crecer a solo unas calles en donde él vivía, pero su diferencia de edad no había hecho posible que entablaran alguna relación cercana, además…él se había mudado del pueblo con solo dieciocho años, al regresar, Sophie ya no estaba entre ellos…era un alma que seguramente vagaba por aquella playa sin que ellos lo supieran.-Yo era mucho mayor que ella-agrego arrugando el espacio entre sus cejas. Sophie…¿Qué hubiera pasado si ella continuara aquí entre ellos? Seguramente las cosas todas seguirían de la misma manera que siempre-¿Y tú la conocías?-pregunto con curiosidad, por lo que había escuchado Astrid acababa de regresar a la ciudad, pero eso no le impedía conocer a la dulce de Sophie, aunque a buenas y primeras eran bastantes diferentes.

Era primera vez que estaban hablando…bueno de temas algo más profundos, no habían libros ni películas entre medio, sino que una conversación verdadera, sobre un tema real. Jackson se sentó en la arena, doblando las piernas en posición de indio, mientras Spock puso su cabeza a descansar sobre una de las rodillas de la muchacha, el cuerpo en dirección hacia su amo. Comprarse el perro había sido una de las etapas de su rehabilitación, hacerse cargo de otro ser vivo…a él le había resultado muy bien, incluso hasta se había encariñado con el perro que llevaba acompañándolo por el ultimo año.



Jackson Thomas Hendricks
avatar
Jackson T. Hendricks

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Astrid F. Bergman* el Miér Ene 25, 2012 3:29 pm

Una de las cosas que le gustaba, ya no solo de Coast Rangers si no del mundo en general, era el tacto de la arena. Iba a echar mucho de menos el hundir sus dedos en aquel elemento y revolverlo, si finalmente el loco del alcalde conseguía cerrar la playa.
Miró con ternura en los ojos al pequeño perro, que se había acomodado sobre su rodilla. Los animales siempre le habían parecido infinitamente mejor que las personas. Si pudiera cuidar antes de sí misma, se plantearía el pedir a sus padres un cachorro de algo probablemente extravagante, ya que el dinero del coste y mantenimientos de lo que fuera estaba claro que no sería problema en ningún caso. Pensó por un momento que se moriría literalmente si a algún animal le pasara algo por los malos cuidados que le podría proporcionar ella.

Le dedicó una mueca extraña, que andaba entre una especie de sonrisa por querer cuidar de ella de esa manera y por otro lado un poco de enfado por no dejarla pensar en cosas negativas. Algo que se instalaba en su cabeza sin remedio. - Lo bueno que tiene Spock es que lo cuidas tú, porque si dependiera de mí... - ahora le dedicó la mueca rara al perro mientras jugaba a acariciarle detrás de una de sus orejas.
Se subió aún más las mangas de su chaqueta, debía ser la única persona de California que llevaba manga larga, pero no quería que sus cicatrices dieran aún más que hablar. Entonces cayó en la cuenta de que se traslucían marcas de sangre seca, rápidamente cruzó los brazos debajo de su pecho para evitar que Jackson lo viera y se sintiera tentado a preguntar.

Se volvió a centrar en el tema de Spohie. - Sí que la conocí... - suspiró levemente. - Nunca fuimos muy cercanas, pero su muerte me afectó mucho. - Al fin y a cabo no eran más que compañeras de instituto, había crecido una al lado de la otra, pero tenía que reconocer que cuando la vida de la pequeña Astrid se fue a pique Sophie fue la primera que quiso ayudar, aunque ella jamás dejó que nadie se implicara en todo eso. Mientras hablaba miraba a los ojos del chico como si estuviera vacía por dentro, tratando de que no le embargaran las emociones al recordar lo que sintió cuando la chica murió. - Cuando no es joven como yo - le sacó la lengua de forma burlona - no se suele pensar en la muete. Entonces pasan esas cosas y viene todo como de repente. - las pupilas de sus ojos se dilataron aún fijas en las de él.
Era raro, ellos no solía hablar de este tipo de cosas. Se limitaban a rozar la superficie de sus vidas, como si ninguno de los dos quisiera hacer caso a que hubiera algo más detrás de todo aquello. Lo había, vaya que si lo había, un montón de mierda que quizás era mejor que no saliera a la luz. - Por cierto, no deberías seguir juntándote en la playa con jovencitas o desatarás los rumores en el pueblo. - le comentó ahora con los ojos fríos como el hielo, aunque poco después sus labios se curvaron en una sonrisa de medio lado, como si quisiera decirle que era su manera de agadecerle que pasara el rato con ella.

Acababa de fumarse un cigarrillo, sin embargo ya estaba jugando con el paquete de tabaco en sus manos. Era como si contara los cigarros que le quedaban, como si cada cigarro fuera una hora de vida menos para ello. Los vicios al fin y al cabo era casi lo único que tenía y no encontraba manera de renunciar a ellos, por mucha rehabilitación que le pusieran delante.


|| A disaster watting to Happen ||

· · Astrid as Chaos · ·


avatar
Astrid F. Bergman*
» Estudiante del Instituto «

 » Estudiante del Instituto «

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Jackson T. Hendricks el Miér Ene 25, 2012 8:51 pm

Jackson hizo un gesto como de “muy gracioso” al escuchar su comentario sobre los jóvenes. El no se creía un adolescente, estaba claro que no lo era. La época de emborracharse por la noche como si no hubiera mañana había quedado atrás, pero tampoco le había llegado el golpe de madurez, simplemente estaba en el limbo, como decidiendo que hacer…si seguir con el rumbo que estaba tomando su vida o cambiarlo radicalmente. En ocasiones pensaba si el volver a CR había sido una buena decisión, la mayoría de las veces la respuesta a esa pregunta era un rotundo “no”, porque había vuelto a revivir viejos fantasmas y porque estos parecían rondar más cerca de el que nunca, pero no se arrepentía. El rumbo que estaba tomando el bar, su vida, sus amistades le hacían creer que quizás había algo mejor ahí que él tenía que estar dispuesto a conocer. Por eso mismo se había abierto un poco más a nuevas personas. Nuevas personas como Astrid que habían sido toda una sorpresa, una maravilla en medio del desierto, si solo ella supiera lo genial que era, quizás no tendría los pensamientos que seguramente la muchacha tenia sobre ella misma. Porque si habría alguien que la extrañaría si tomara el lugar de Sophie ahora mismo, y ese alguien estaba con ella acariciando el pelaje suave de su mascota.

-A nadie le gusta pensar en la muerte Ash, ni joven ni viejo-contesto de manera distraída. No era cierto. El en miles de ocasiones había pensado en la muerte, cuando su hijo nunca llego a ver la luz, cuando estaba a punto de desmayarse producto de los alucinógenos siempre se preguntaba si esa sería la última vez que tendría los ojos abiertos y vería el mundo, simplemente se maravillaba con la idea. Pero eran otros tiempos, el era joven e irracional y no tenía nada por el que vivir. Ahora tampoco lo tenía, pero por lo menos estaba sobrio y consciente de la cantidad de cosas que tenía en frente como para desaprovecharlas.

Chasqueo la lengua divertido ante su comentario, observando a su alrededor como para ver quién podría estar observando aquella escena. Nadie y tampoco le importaba-Que hablen-dijo con simpleza, sonriéndole de manera encantadora clavando sus ojos azules en los marrones de Astrid, en ocasiones estaban tan vacios y carentes de emociones que lo único que quería hacer era tomarla por los hombros y hacerla reaccionar. Pero el no era nadie para hacer algo como aquello-Ya hablan lo suficiente de ambos como para que un nuevo rumor nos traiga abajo ¿no crees?-pregunto con cierta ironía negando con la cabeza. Juntos hacían la dupla más grande de desastres que habían salido de CR, lo cual era irónico porque se llevaban de maravilla. Aunque si lo pensabas bien no era nada de extraño…tenían miles de cosas en común, solo que no eran conscientes de aquello.

Silencio. Para nada incomodo sino que más bien conciliador, que se vio roto solo por el movimiento de Jack, de observarla a los ojos como si quisiera describir que había debajo de todo aquello…de que se estaba escondiendo. El por lo menos se escondía de un pasado…¿pero ella?-Los primeros dos meses son siempre los peores. Luego empezaras a sentirte un poco mejor. Miserable, pero menos miserable que al comienzo-dijo de manera casual. Si, le estaba dejando claro que el también había estado en rehabilitación, que sabia todo sobre el proceso, porque no solo había estado una vez…sino que miles en los últimos años, aunque solo la ultima había dado resultado…por ahora.



Jackson Thomas Hendricks
avatar
Jackson T. Hendricks

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Astrid F. Bergman* el Jue Ene 26, 2012 2:29 pm

Alzó ambas cejas cuando le dijo aquello de que a nadie le gustaba pensar en la muerte. Ella pensaba en la muerta casi de manera constante, al fin y al cabo, no es más que la sombra que viene detrás de todos y que todos sabemos que tarde o temprano nos dará caza. Se mordió el labio. - A mi me gusta pensar en ello, es inevitable al fin y al cabo. - dijo con una especie de sonrisa. Sí, Astrid era completamente extraña y no se molestaba ya lo más mínimo en ocultarlo. Y le quemaba por dentro el hecho de que Jack si quisiera esconderlo.

Cuando sin embargo parecía importarle bien poco si se desataban rumores sobre ellos, al pasar por el pueblo algún tiempo juntos. Le miró ladeando la cabeza. - Algunas veces no sé ni como sigo en pie. - le miró y una mezcla de sentimientos se apoderaron de ella. No solía ser tan fría con Jack, por en sus ojos a veces podía ver el mismo abismo que había en los suyos propios, pero a veces no podía evitar que ese rencor tan grande que tenía hacía la mayoría de las cosas de este mundo le saliera solo sin más. -No deberías ser tan hipócrita. - le soltó de sopetón con esa frialdad que solo ella era capaz de tener. - No debería importarnos una puta mierda lo que piense la gente de un pueblo enano de la jodida California, pero nos importa. - le miró de nuevo como ausente, porque a decir verdad se estaba regañando más a sí misma que a él por permitir que todos esos comentarios la hicieran ser tan frágil como era.

Entonces con la guardia baja y en pleno momento de silencio, metida en sus pensamientos le vino aquella frase sobre... en fin, ambos bien sabían que era sobre las drogas. Le miró ahora con los ojos llenos de sorpresa, no porque no se imaginara algo así, si no porque por fin hablara con claridad de algunas cosas. - ¿Y crees que tiene remedio?. - le miró con las cejas alzadas, mientras seguía jugando con el paquete de tabaco en las manos. - Siempre dicen que la muerte es lo único inevitable, pero es algo que yo tampoco me trago. - una vez más salía la muerta al paso, de una manera o de otra estaba presente para ella siempre.


|| A disaster watting to Happen ||

· · Astrid as Chaos · ·


avatar
Astrid F. Bergman*
» Estudiante del Instituto «

 » Estudiante del Instituto «

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feeling like the Smoke || {Jackson T. Hendricks}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.