Conectarse

Recuperar mi contraseña

Coast Ranges Soundtrack» by XlspX on Grooveshark
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Mar 05, 2012 7:49 pm.

/


/

LUCAS F. LINDSEY
ADMINISTRADOR


/


/

APHRIL R. RUMSFELD
ADMINISTRADORA


/

KYA FITZGERALD
ADMINISTRADORA
Últimos temas
» Becca es
Jue Mayo 10, 2012 11:04 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Hogar & trabajo»
Jue Mayo 10, 2012 9:26 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Nombre&Apellido»
Jue Mayo 10, 2012 9:18 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de PB •
Jue Mayo 10, 2012 9:17 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de sexo (Fem&Mas)•
Jue Mayo 10, 2012 9:15 pm por Rebecca M. O'shea

» Otro viaje más ! {Ausencia}
Sáb Mayo 05, 2012 9:17 am por Jennifer R. Hamilton

» Mayo, no es un buen mes.
Mar Mayo 01, 2012 11:28 pm por Alyssa D. Foster

» ¿Dónde está la rutina? {Marcus}
Dom Abr 29, 2012 6:05 pm por Jennifer R. Hamilton

» Everything will change {Marcus}
Miér Abr 25, 2012 1:57 pm por Marcus D. Alexander





Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicLonelyHeartsClubFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPic35x35baner.pngRUN AWAY RPGPanem GamesImage and video hosting by TinyPicForo rol Life you think you hadUnforgottenSummerCampNightshade RPG /></a><a href=Discere College<http://i1223.photobucket.com/albums/dd511/MakeAWish21/3535.pngPhotobucketHogwarts RevolutionImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicAshley></a><a href=New York LivePhotobucketImage and video hosting by TinyPicCalapalooza!Hogwarts 3rd GeneraciónImage and video hosting by TinyPic


NORMALES

Love is blind, love hurts. •Luke

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Love is blind, love hurts. •Luke

Mensaje por Anna C. Jefferson el Jue Feb 02, 2012 11:16 pm


Sábado | 3:45 pm | Soleado • • •


El rugido de las olas no terminaban, se movían, allí, elevándose hasta alcanzar los cielos, hasta tocar las puntas de las nubes y besarlas, besos que sólo duraban millas de segundos, fugaces, efímeros. No recordaba la última vez que se había detenido enfrente la playa, con un pincel y un lienzo a medias, aún toda húmeda, tratando de capturar los matices del crepúsculo que se avecinaba. El ruido de las voces de los demás surfistas y el sonido de la radio se convertían en otras piezas más que deseaba capturar en su pintura. Quería que quién viese lo que dibujaba pudiese escuchar la canción que sonaba. Esa misma que ella se sabía de memoria, que la cantaba mientras tomaba la ducha o simplemente tatareaba cuando tenía que coger el bus rumbo a la playa.

Había pasado toda la mañana allí, tenía la piel tostada por el sol, los cabellos pegados a su rostro y el labio casi amoratado de tanto mordérselo a causa de su inspiración. Inclusive, su padre la llamó durante la mañana, casi a las once, con su típico tono amoroso. “Cariño, ¿todavía estás en la playa? ¿No ves que vas a quedar toda quemada y después tendrás a tu madre preocupada?” Había dicho, como siempre. Anna sólo rió y le dijo que no se preocupara, que ella necesitaba eso. Después de todo, era cierto. Lo necesitaba más que cualquier cosa ahora mismo… O tal vez no. Anhelaba cosas que no podía tener. ¿Cuántas veces se había pasado la noche pensando en ellas? Un millar que ya casi era incapaz de recordar.

Una sonrisa triste cruzó su rostro, una vez más. La mueca se extendió por sus labios, entreabriéndolos y mostrando levemente los blancuzcos dientes. Ella esperaba. Siempre esperaba, se recordó a sí misma. Afuera de ese típico café, mirando por la ventana, con las manos empuñadas intentado contener las ganas de tocar la puerta o tan sólo abrirla. Su corazón estaba tan lleno de esa persona, que le parecía… doloroso. ¿Cuánto más? No sabía, no quería saberlo, prefería estar así. Con aquella intensa punzada en el pecho, oprimiéndole el corazón mientras esperaba, frente a la ventana, buscando su rostro con los ojos, esperando a ver su figura y al final del día, siempre volvía a casa con el sosiego en el pecho. Hacía tiempo que la lluvia no era capaz de borrar esa minúscula punzada. Y la misma pregunta una y otra vez, repitiéndose en su cabeza como un eco atroz.

¿Dónde estaba?

Anna alzó la mirada, frunciendo suavemente el ceño mientras pasaba la punta de su dedo índice sobre la pintura fresca. La chica de la sonrisa rota. Era el nombre del retrato. Una ironía que se pareciese tanto a la realidad. —No importa. ¿Nunca importa, cierto? —Se preguntó en voz alta, pasando por alto que algunos de sus compañeros de surf la llamaban a viva voz. Trató otra vez de componer una sonrisa radiante, pero la mueca fue tan vacía que volvió a bajar la cabeza, dejando que sus rizos cubriesen su rostro y no hizo que más que tomar el móvil sobre la arena. Una llamada, sólo una. ¿Le contestaría? ¿Estaría ocupado? ¿Qué habría pasado? Preguntas que no tenían respuesta. Buscó el número entre sus contactos, marcó y llevo el móvil a su oído. El primer tono hizo que su corazón diera un doloroso vuelvo, la voz se le quedó estancada en la garganta y sus manos temblaron, crispándose alrededor del aparato con fuerza hasta que el sonido se convirtió en un largo pitido y el familiar buzón de voz terminó contestándole. —Yo… —Cerró los ojos y colgó. No dijo nada más que un estúpido “yo”. — ¡Eres tonta, Annie! —Se gritó, tapándose el rostro con las manos. Otra vez, el mismo y pesado vacío en el pecho, doloroso.

Y otra vez esa pregunta, ¿cuánto más podría esperar? Lo sabía, eso ya tenía una respuesta pero dolía, dolía tanto que a veces no podía respirar. Pero al final, todo estaba destinado. Tenía que decir adiós. Aunque la vida se le fuese en ello, ¿había otras cosas, cierto? Otras personas... Sin embargo, nunca iba a hacer lo mismo y en el fondo, sabía que siempre estaría esperando bajo la lluvia, aún intentando decir adiós.


look for the girl with the broken smile
ASK HER IF SHE WANTS TO STAY AWHILE


Anna C. Jefferson

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 29/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is blind, love hurts. •Luke

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Vie Feb 03, 2012 1:59 am

Los planes de ese sábado terriblemente aburrido se basaban en a) dormir. b) Limpiar el café hasta que alguien decidiera que hacer con él. c) ver a su no-madre. d) ir a ver a su padre al hospital para que le dijera que no era su padre. e) Suicidarse. f) Salir. La última opción le pareció la más correcta, finalmente. Había pasado una larga semana lamentándose sobre su vida que comenzaba a creer que estaba volviéndose el niño emo que era anteriormente. Creía que él tenía la peor vida. Adoraba a sus padres, tal vez era la única persona en el mundo que lo hacía desde pequeño, pero ahora todo su cariño había sido lanzado al suelo. ¿Por que? Porque ellos no eran sus padres, y nunca se lo habían contado. No quería soltar toda esa cháchara de niño asustado adoptado que odiaba a sus padres, pero no podía evitarlo. Él siempre había sido sincero con ellos, Luke creyó que ellos lo querían... que de hecho, sentían en él la misma confianza que le tenían a un amigo. Pero en cambio... ellos jamás le contaron nada. Sobre sus padres viviendo en Londres, demasiado jóvenes como para quererlo de nuevo.

Por momentos creyó que él tenía la peor de las suertes, hasta que la madre de Sophie entró al café de la esquina. Sólo pasó a saludarlo, a desearle fuerzas a su padre y Luke comprendió la tristeza de sus ojos. Ella había perdido a su hija de maneras que nadie conocía, y ahora Luke estaba enojándose por tal tontería. Era algo grave, pero no para caer en la angustia que él había caído. Él había visto la luz, él solía decirse 'un corazón triste que pudo ver la luz', no quería volver a la oscuridad que podía asesinarlo una vez más. Lastimar su cuerpo sólo para desear sentir... Luke no quería volver ahí. Porque una vez que uno tocaba la oscuridad... le era imposible volver, ella era demasiado fuerte y capaz.

La playa estaba en su gloria, nunca había nada mejor que el día anterior a una tormenta. Las olas estaban perfectas para surfear, y cuando Luke bajó de su auto en malas condiciones, suspiró llenando sus pulmones de aquel perfecto aire. Arena y sal. La playa que tanto amaba. Había pocos surfistas, y algunos que Luke conocía, a fin de cuentas él estaba aun en el campeonato de surf y era un buen competidor.

Su ringtone comenzó a sonar con un tema que él conocía, she will be loved, aquel ringtone especial que le había dado a su amiga Anna ya que ella lo cantaba a cada dos minutos. Pero cuando trató de tomar la llamada, su celular cayó directamente a la arena, perdiéndose. Luke ya estaba vestido con su equipo de surf, pero era bastante complicado caminar con él. Así que dejaba que la parte de arriba colgara después de su cintura, la tabla la llevaba en sus manos y siempre solía llevar su bendito bolso para su celular. No contaba con la caída. Suspiró cuando la llamada fue al buzón de voz, y se enfadó cuando la batería murió al tratar de escuchar el mensaje. Genial. Empezaba a ser un mal día.

Pero, como una luz en la oscuridad, logró ver unos cabellos castaños a lo lejos haciéndole sonreír con ternura. Algunos surfistas le sonrieron cuando pasaron a su lado, haciéndole un gesto con la cabeza, muy masculino como de costumbre. Dejó la tabla de surf cerca del lugar donde pudo ver a Anna y se acercó silbando como un niño pequeño. Al pasar a su lado llevó una mano a su cabello y la despeinó como si fueran dos niños o como si ella fuera la hermana que nunca había tenido. O tal vez tenía, ahora no lo sabía.

- No sé porque no es raro encontrarte aquí -sonrió Luke observando su rostro por unos minutos. La preocupación llegó al instante y detuvo la sonrisa rápidamente, ya que no estaba invitada a esa conversación. - ¿Sucede algo, Ann?















LukeLindsey

Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is blind, love hurts. •Luke

Mensaje por Anna C. Jefferson el Vie Feb 03, 2012 5:14 pm

La cabeza de Anna giró al mismo instante en que sus hombros se sacudían graciosamente. Abrió la boca, a punto de decir algo que murió en sus labios, las palabras se quedaron estancadas en su garganta y sólo atinó sonreírle, una sonrisa que no fue más que un gesto forzado de su parte. No sabía muy bien que podía decir ahora que al fin lo tenía enfrente después de haberlo estado buscando por lo que le parecía un buen tiempo. Cada cosa que había pensado decirle o preguntarle se había esfumado de su cabeza y ahora, sólo hallaba una sensación gratificante y a la vez dolorosa en su pecho. Le alegraba por fin verlo, después de haber pasado todo aquel tiempo sin saber nada de él.

Luke. —Murmuró mirándolo con fijeza, sus ojos se dedicaron a analizarlo un poco más, quedándose prendados en cada rasgo fino de su rostro. Olvidó el dibujo que aún yacía sobre su regazo, olvidó que aún tenía pintura seca en sus mejillas y que si no tapaba los vinilos se iban a secar. Toda su mente había quedado en blanco. —No es raro, porque prácticamente vivo aquí. —Bromeó, echándose hacia atrás uno de los mechones castaños que el viento colocó sobre su rostro. Mordió su labio inferior al escuchar su pregunta y sonrió, negando con la cabeza. —No pasa nada, está todo bien. —Afirmó, restándole importancia a sus palabras con una encogida de hombros. —Ven, siéntate. —Dijo, corriéndose a un lado para darle espacio a él. La arena estaba algo caliente, pero no había nada que le agradara más que la sensación de los granillos plateados contra su piel, bajo sus pies o entre sus dedos.

El silencio que siguió después de sus últimas palabras le pareció incómodo porque se moría por hacer un montón de preguntas, su curiosidad se incrementaba a medida que pasaban los segundos y ella no decía absolutamente nada. Tenía algo de temor, lo sabía. Pero al final, las palabras comenzaron a salir en tropel de sus labios sin que pudiese evitarlo. — ¿Dónde estabas? —Comenzó a preguntar, volviendo el rostro hacia el mar, donde se veía las enormes olas ascender, bajo la mirada y dejó sus manos sobre su regazo. —No te encontraba por ningún lado... —Susurró, clavando sus ojos en las aguas verdosas y hundió sus dedos en la arena. —Pasé algunas veces por el café, pero no te encontrabas allí y tampoco vi a tu padre ni a tu madre. —Dijo a medida que comenzaba repiquetear las yemas sobre el lienzo, la pintura se adhería a su piel pero no le importó. Era una costumbre demasiado arraigada, comenzar a repiquetear sus dedos o simplemente morderse el labio inferior. Parpadeó lentamente, sintiendo un ardor en sus ojos a causa de los gránulos de arena que se había metido en ellos.

¡Debiste llamarme! —Exclamó, volviendo el rostro con fuerza hacia él. Tenía las mejillas coloradas y las sienes le palpitaban una y otra vez como si tuviese un dolor de cabeza. Se sentía algo herida porque él no la había llamado ni un solo día y había estado comiéndose las uñas de malestar. —Yo… estaba tan preocupada..., no importa ya. ¿Cómo has estado? —dijo en un susurro, apretando otra vez sus manos. Observó a un par de compañeros pasar por la playa y los saludó con una suave sonrisa y luego volvió otra vez a mirarlo. — ¿Y tus padres? ¿Qué tal están? —Volvió a preguntar. Anna comenzó a sentirse algo aturdida, sin fuerzas y meditando la última pregunta que haría. En realidad, a veces no quería siquiera mencionar ese nombre, pero estaba bien, era cortesía. Además, en el fondo, siempre le había caído bien aquella chica. Siempre la observaba cada vez que iba al café de los padres de Luke y se percató pronto que existía algo más en esa joven, además, estaba segura de que ella sentía algo por él, aquellas miradas que había visto que le dedicaba de reojo eran diferentes. — ¿Cómo le va Aphril con el trabajo? —Tragó saliva, humedeciéndose los labios sólo un poco al recordar el rostro níveo de la rubia.



look for the girl with the broken smile
ASK HER IF SHE WANTS TO STAY AWHILE


Anna C. Jefferson

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 29/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is blind, love hurts. •Luke

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Dom Feb 05, 2012 11:13 pm

Se dejó caer en la arena sin mucha fuerza, golpeándose con lo dura que podía hacer aquella. Anna hablaba y... hablaba, lucía como si no pudiera dejar de hacerlo en ningún minuto... y Luke por momentos no supo como reaccionar. Primero decidió dejarla hablar luego... no supo como detenerla. Era mejor detenerla, antes de que soltara algo que ella no quería decir, o no deseaba. Luke podía entender como las personas decían cosas indebidas cuando tenían la cabeza caliente. Él mismo lo había hecho esos días, pero había aprendido de sus errores. No quiso que Anna sufra lo mismo.

-Hey... -trató de calmarla y terminó apoyando una mano sobre el hombro de la chica, sonriendole con suma dulzura, como siempre había hecho Luke desde que tenía memoria. Era cierto que había dejado de sonreír una época de su vida, pero ahora no era el momento. - No te he podido... contactar, porque mi padre sufrió un ataque al corazón hace unos días. Está actualmente en el hospital, estable, y aun no he decidido como abrir el café. -admitió. Por momentos no deseaba abrirlo, deseaba tirarlo abajo. Pero ese lugar era importante para él, para todos en CR. No podía simplemente cerrarlo porque creía que era un lugar lleno de recuerdos.

Alejó su mano del hombro de la chica y suspiró... cansado de absolutamente todo. Le dolía la cabeza, pero nada tenía que ver con la chica frente a él. Simplemente estaba teniendo unos días desagradables... y ya no sabía como luchar contra ellos. Se dejó caer en la arena, para terminar recostado ignorando la arena en su cabello.

- Ellos están bien, yo estoy bien -sonrió de lado mirándola desde donde estaba y escuchando las olas a lo lejos. Golpeaban energeticamente sobre la arena, llamándolo pero Luke en ese momento no deseaba realmente escuchar las olas... ni siquiera deseaba saber de ellas. - ¿Aphril? -que ella nombrara a la chica le pareció extraño. No supo que contestar, aunque era extraño. Él había permanecido la noche anterior con ella, en su departamento, porque no sabía donde iba a parar con toda la mentira de sus padres. Ahora tenía la cabeza en blanco y se sentía mejor, seguramente ese día volvería a la playa. - Deberías preguntárselo tú -sonrió Luke apoyando sus manos cruzadas en su pecho. En realidad deseaba que Anna y Aphril pudieran ser amigas. Ella necesitaba una amiga, y Anna era adorable. Seguramente podrían entenderse y ella podría contarle a alguien más sobre su embarazo y no vivir con el secreto. - ¿Me contarás como has estado o debo lanzarte el agua hasta que lo sueltes?















LukeLindsey

Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is blind, love hurts. •Luke

Mensaje por Anna C. Jefferson el Mar Feb 07, 2012 10:44 pm

Sabía que había hablado demasiado, las palabras no se detuvieron una vez pronunció la primera y todo lo demás salió a flote por puro impulso, casi atropellamiento. Ahora se sentía algo ruborizada por haber sonado como alguna especie de loca maniática o una chismosa de primera. Bajó la cabeza, sintiendo nuevamente como el rubor se instalaba en sus mejillas y sus dedos se crisparon nuevamente antes de que ella volviese la vista de lleno a Luke al escucharlo hablar. Se distrajo un instante al sentir la mano de él reposar sobre su hombro, soltó un trémulo suspiro al oír sus palabras y de forma instantánea posó su palma sobre la de él, apretando suavemente su mano para darle su apoyo. La única cosa que podría darle, porque ella no era médica, ella no era nadie más salvo Anna. La extravagante artista de Coast Rangers.

Lo siento tanto, no sabía que había ocurrido eso. —Se disculpó, apenada, tratando de componer una sutil sonrisa, pero no salió nada. A simple vista, podía sentir aquella aura alicaída que rondaba alrededor de su mejor amigo. Y era como sí ella misma sintiese el dolor. El mismo vacío que había sentido antes en su pecho se incrementó, la sensación de sofoco fue casi asfixiante y lo irónico de la situación era que él ni siquiera podía imaginarse la desazón y el sufrimiento que le causaba a ella verlo así. Gracioso, aún más, que fuese el único que no se enterase de sus verdaderos sentimientos a pesar de que ella casi siempre estaba ahí. Aunque Anna sabía la respuesta a esa pregunta. —Sí necesitas ayuda, dímelo, haría lo que fuese por ti. —Ofreció con una encantadora y tierna sonrisa. Era lo único que podía hacer, estar allí para él cuando más lo necesitara sin importar cuántos contratiempos se le presentaran.

La sugerencia de Luke la hizo volver la cabeza de un solo tirón, mirándolo unos instantes antes de volver el rostro hacia la playa. ¿Hablar con Aphril? Sería… extraño, no desagradable. En realidad, los escasos momentos en qué se había cruzado con ella sólo le había dedicado una sonrisa y al parecer, la rubia ni siquiera se había dado cuenta porque se hallaba ocupada. Pero ahora que él lo sugería, Anna sentía una curiosidad latente por conocer a la persona que se había ganado el corazón de su mejor amigo. Teñida con una ligera sensación de tristeza, no podía negarlo. —Claro, la próxima vez que la vea le preguntaré. —Sonrió, echando otra vez uno de los mechones que le entorpecía la vista. Movió el pedazo de lienzo que tenía sobre sus piernas y lo echó a un lado sobre la arena, se levantó, sacudiéndose levemente el traje de buceo antes de volverse hacia Luke. — ¡No será necesario! —Se echó a reír, golpeándolo suavemente con la punta del pie. —Todo va… bien. —Mintió, pronunciando cada palabra en voz baja y suave. Una mentira que se convertía en una verdad a medias ahora que volvía a verlo. Pero eso no tenía que saberlo él, en realidad, era mejor así. Porque el amor, ese amor, era un arma de doble filo.

Se relamió los labios antes de que se incorporara lentamente de la arena y se parara delante de Luke. Se cruzó de brazos, poniendo cara de seria que, en realidad, era un gesto más gracioso que de cualquier otra clase. —Ahora, tienes que ponerme al día tú o de lo contrario, será otro quien termine empapado. —Amenazó tratando de parecer fiera, pero lo único que hacía era contener una suave carcajada.


look for the girl with the broken smile
ASK HER IF SHE WANTS TO STAY AWHILE


Anna C. Jefferson

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 29/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is blind, love hurts. •Luke

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Miér Feb 15, 2012 3:05 pm

Luke humedeció sus labios lentamente, escuchando las palabras de la chica y notó la mentira en su frase. Él había mentido anteriormente de aquel modo, había fingido estar bien cuando no lo estaba, él conocía todos esos sentimientos y síntomas. Lo había vivido, él había conocido la oscuridad. Por mas que a veces fingiera olvidarle. Se puso de pie, quitándose la arena del cuerpo con unas leves sacudidas, incluyendo sus manos como ayuda y observó a la chica con una sonrisa.

-Eres una mala mentirosa -bromeó observándola con los brazos cruzados. No daba enojo, sino que le parecía increíblemente adorable lo que estaba haciendo. Algunos surfistas salieron el agua, saludando a los dos chicos entre burlas que no llegó a comprender Luke y le dieron un par de palmeadas al chico, supuso que se debía al tema de su padre. Todos lo sentían, cuando en realidad su padre aun estaba luchando, no debían sentirlo, sino que debían ir a saludarlo, por mas que fueran desconocidos. Aunque todos conocían al señor Lindsey, casi todos. El dueño del café de la esquina, él que sonreía detrás del mostrador y de la caja registradora, el padre de Luke. La vida de Luke. - Y ahora lo pagarás.

La intención de Luke no era sólo distraerse, sino de cambiar un poco de aires. Se abalanzó hacia ella y fue directo a sus piernas, las atrapó entre sus brazos y la cargó en su hombro derecho. La playa no estaba muy lejos, por lo tanto comenzó a caminar hacia ella sin caminar de destino, no pesaba demasiado la chica a fin de cuentas. Y cuando finalmente llegó, no le importó lanzarla al agua, había caminado lo suficiente para estar a una profundidad considerable y que no se lastimara al caer. No le importaba si a Anna le molestaba, comenzó a reírse sin poder detenerse, como si fuera un niño chiquito haciendo maldades. Se sentía bien reír, casi lo encontraba agradable después de tanto tiempo. Se sentía bien en el interior de él, como si pudiera soltar el aire que tenía escondido en su cuerpo por tanto tiempo.















LukeLindsey

Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Love is blind, love hurts. •Luke

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.