Conectarse

Recuperar mi contraseña

Coast Ranges Soundtrack» by XlspX on Grooveshark
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Mar 05, 2012 7:49 pm.

/


/

LUCAS F. LINDSEY
ADMINISTRADOR


/


/

APHRIL R. RUMSFELD
ADMINISTRADORA


/

KYA FITZGERALD
ADMINISTRADORA
Últimos temas
» Becca es
Jue Mayo 10, 2012 11:04 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Hogar & trabajo»
Jue Mayo 10, 2012 9:26 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Nombre&Apellido»
Jue Mayo 10, 2012 9:18 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de PB •
Jue Mayo 10, 2012 9:17 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de sexo (Fem&Mas)•
Jue Mayo 10, 2012 9:15 pm por Rebecca M. O'shea

» Otro viaje más ! {Ausencia}
Sáb Mayo 05, 2012 9:17 am por Jennifer R. Hamilton

» Mayo, no es un buen mes.
Mar Mayo 01, 2012 11:28 pm por Alyssa D. Foster

» ¿Dónde está la rutina? {Marcus}
Dom Abr 29, 2012 6:05 pm por Jennifer R. Hamilton

» Everything will change {Marcus}
Miér Abr 25, 2012 1:57 pm por Marcus D. Alexander





Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicLonelyHeartsClubFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPic35x35baner.pngRUN AWAY RPGPanem GamesImage and video hosting by TinyPicForo rol Life you think you hadUnforgottenSummerCampNightshade RPG /></a><a href=Discere College<http://illiweb.com/fa/pbucket.gifPhotobucketHogwarts RevolutionImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicAshley></a><a href=New York LivePhotobucketImage and video hosting by TinyPicCalapalooza!Hogwarts 3rd GeneraciónImage and video hosting by TinyPic


NORMALES

Who the hell invited you? {Samuel}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Who the hell invited you? {Samuel}

Mensaje por Astrid. F. Bergman el Miér Mar 07, 2012 5:56 pm

Starbucks. ¿Qué hace allí? Está de mal humor desde hace un rato y su madre decidió acabar con ese estado dándole dinero y la promesa de que volverá con buena cara. ¿Qué ha hecho Astrid? Naturalmente, ha comprado un par de cosas por allí y ha acabado de alguna forma en ese café, sentada en la zona de fumadores del negocio. ¿Cansada, aburrida? De todo un poco, y no tiene con quien hablar. Y siente, de pronto, una guitarra tocando los primeros acordes de Smells like teen spirit, y después la batería de Dave Ghrol. ¿Cómo pasa eso? Es el celular, sin duda. Abre los ojos más que nunca y comienza a buscar en los bolsillos del short negro. Sonríe, al verlo salir finalmente, y toca la pantalla, activando la llamada.

¿Sí, mamá? —dice, enarcando una ceja rubia y dando un trago al café frappe que tiene en la mano. Escucha la voz preocupada de su madre y aleja el móvil de la oreja helada para ver la hora que era. Ha estado afuera solo una hora, ¿Qué carajo pasa? — ¿Qué sucede ahora?

Escucha un suspiro. —Quería saber dónde estabas o con quien, ahora que Sophie… bueno toda esa tragedia que nos lastimó a todos, me preocupo.

Bufa, apretando los dedos contra la mesa de madera, dejando la marca de sus uñas. ¿Nombrar a esa zorrita de mierda? ¿A esa “soy hermosa, dulce y perfecta” hija de puta? Carajo, ahora el café le sabe más que amargo, y eso que le ha echado bastante de azúcar. ¿Lastimarlos a todos? Oh, claro, sí. Lo que digas, ma. —Ah, estoy bien. —susurra. —En el Starbucks, ¿Bien? Sola.

¿Eh, estás abrigada?

Que pregunta estúpida viviendo aquí, dónde hace bastante calor, por cierto. Estoy bien. — contesta, viendo su suéter a rayas rojo y negro, que le va hasta las piernas.

Vale, te amo

Adiós, mamá. — corta la llamada, pasando el dedo pulgar por el botoncito de la pantalla. Carajo. Intenta no molestarse con lo protectora e imbécil que es su progenitora pero le cuesta como la santa puta. Cierra los ojos un momento y después se queda jugando la aplicación esa de mierda que le descargó en una noche de insomnio. Lo deja en paz, unos segundos después, y mira a su alrededor. Apenas quedan asientos en la zona de fumadores. Hablando de eso, enciende un cigarrillo y se lo lleva a los labios en pleno deleite. Cruza las piernas alrededor de los tobillos, cubiertos de esa tela oscura que se puso bajo los shorts. Deja el cigarrillo en los dedos índice y anular y con la otra mano da otro sorbo al café. Sonríe y se relame los labios. Lo que le vendría bien ahora sería compañía.

Frunce el ceño. ¿Con quién podría hablar de todos modos? ¿Cierto? No tiene a nadie. Da una calada, desinteresada de su propia desgracia, y mira a su alrededor. No hay nadie de la escuela allí, ¿No? No, cree que no. Suspira, y mira el vaso de café, con los ojos bien abiertos. Odia tanto su jodida soledad. ¡Joder! ¿Por qué no vuelve al putísimo centro ese del demonio y se pudre allí dentro? Ah, ¿Por qué eres tan frágil y ya te vas a poner a llorar? Se pasa la manga del suéter por la nariz y se acomoda el sombrero con la misma mano, mientras lleva y lleva el cigarrillo a los labios. Está, por mucho, harta de la vida que está viviendo. ¿Viviendo, a eso se le llama vivir? Oh, joder, que vida asquerosa tiene la pobrecita. Está atiborra en toda su mierda, en su mundo de mierda, con esas personas de mierda y con ella misma, una jodida porquería andante. Un problema más para su familia, qué sólo sabe armar peleas con ella y… ¿Por qué le preocupa tanto?

Anda, hermosa, no te pongas así—se dice, intentando hacérselas de apoyo propio. —. Todo está bien, carajo, todos se irán al Infierno. —bufa. No, nada está bien. Y ahora el jodido cigarrillo sabe del demonio. ¿Tan mal está para que un cigarrillo le sepa mal? Recuerda la única vez que alguien se deseó acercarse a ella en el Starbucks. ¿Para qué fue? Para pedirle un cigarrillo. A la rubia, claro, no le gustó para nada que justamente a su persona le imploraran por tabaco, pero se lo dio, era un rubiecito cómo ella, como cualquier otro allí. Da otra bocanada, aspirando con fuerza y después lo apaga, cómo puede, y así por la mitad lo mete dentro de la cajetilla. Se pone de pie, apura el café y sale de la zona esa de viciosos como ella. Se acerca al mostrador y se queda en la fila un instante, cantando en voz baja los acordes de Lithium de, justamente, Nirvana. Se muerde el labio inferior y se cruza de brazos, esperando su turno de una vez por todas. ¿Cuándo va a llegar? Jodida madre, dios sabrá, pero quiere pedir otro café, tranquilizarse, caminar un rato por allí, quizás pasear en la playa y después volver a casa a fumar en el altillo o cortarse los brazos como tanto le gusta. Sí, porque así es ella, una chica rara.

Una enferma, faltó decir.

Recibe otro frappe y suspira, metiéndose de nuevo en la zona de fumadores y viendo que, su anterior asiento, ya está en uso, por un muchacho. —Disculpa[b] —dice, mirándolo e intentando no ponerse roja. Lo conoce y es de esos tipos que te dejan sin habla. —[b]Ya no hay asientos, y yo estaba sentada allí. ¿Me podrías dejar al menos sentarme aquí también? — suspira, y da un sorbo a su bebida, sonriéndole con la sonrisa que espera se vea verdadera.
avatar
Astrid. F. Bergman

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Who the hell invited you? {Samuel}

Mensaje por Samuel J. Tattaglia el Mar Mar 13, 2012 4:55 am

Se había levantado demasiado temprano para su gusto, el hecho de ser el encargado de las negociaciones cada vez le gustaba menos y no solo por el hecho de tener que hacer negocios con el imbesil del alcalde que verdaderamente no sabia apreciar cuan querida era la playa para sus habitaciones y por un par de billetes era el hombre mas feliz del mundo, no solo por eso, sino que también tenia que escuchar una sarta de barbaridades por momento, ¿le pagaban por escuchar idioteces? Verdaderamente no y cada vez las soportaba menos, ¿Cómo los jóvenes iban a estar mejor sin la playa? ¿Qué por eso iban a enfocarse mas en los estudios? Si querían que luego de graduarse siguieran los estudios deberían inaugurar una universidad en el lugar no desperdiciar el dinero con estupideces, verdaderamente aquella mañana no estaba del mejor humor del mundo y eso que él solía ser una de las personas mas alegres del mundo.

Gruño por lo bajo inconforme al salir de la reunión en la que se encontraba, estaba seguro que si se encontraba por lo menos un minuto mas en aquel lugar terminaría asesinando a alguien y eso no era buena idea, a pesar de todo tenia una reputación e imágenes que cuidar y no solo la suya propia sino también la de la empresa de su padre la cual no podía ensuciar por nada del mundo, en aquel momento estaba odiando el hecho de tener que ser siempre el chico perfecto delante de todo el mundo, le costaba mantener esa careta todo el tiempo mas que nada en aquel lugar que había sido el único durante mucho tiempo que lo ayudo a sentirse libre y sentir que podía ser lo que él quisiera sin que le importara la opinión de nadie mas. Simplemente al salir de ese edificio y aflojarse la corbata volvía sentir la libertad por la cual era característico para él mismo aquel lugar, volvía a sentir que podía ser él mismo y la música comenzaba a sonar en sus oídos como si de algo celestial se tratase, sabia que pocas personas entenderían su conexión con la música, era un tanto compleja, no vivía sin ella ni un solo día pero es que era mas complicado de lo que parecía, si su vida era toda una mierda en general ¿Qué podía hacer? Tenia un ferviente dicho en el cual creía desde que tenia uso de razón, Con una canción la tristeza es mas hermosa, eso se decía una y otra vez cuando estaba mal y comenzaba a escuchar un poco de música para levantarse el animo, siempre funcionaba y terminaba sonriendo mientras intentaba sacar con la guitarra la canción que había estando escuchando en aquel momento.

Mientras caminaba se lamentaba mentalmente de no tener consigo su objeto mas preciado que era justamente su guitarra, no podía llevarla a aquella junta porque obviamente no se vería formal ni lo tomarían enserio cuando hablaran de negocios por lo que esta vez tuvo que tragarse las ganas de llevarla, en ultima instancia luego de hacer un par de tramites mas iría a buscarla, se cambiaria e iría a la playa a estar tirado allí un rato, quien no lo conocía realmente podía tomarlo como una especie de hippie que vivía la vida en aquel lugar sin hacer absolutamente nada, si supieran, seguramente lo sacarían del lugar a piedrazas sin dejarlo explicar absolutamente nada pero los entendía, era difícil creer que alguien que trabajara para un grupo inversor quisiera la playa, solo los que realmente lo conocían sabían su historia con el lugar y que él estaba haciendo todo lo posible desde adentro para que este no fuera reemplazado, era difícil de creer pero siempre que les explicaba a las personas su posición dentro de todo el tema terminaban entendiéndole, tampoco era que lo dijera con demasiadas personas, a pesar de todo era un poco reservado con aquel tema porque también implicaba hablar de su relación con sus padres y eso era algo que no le gustaba en absoluto, simplemente prefería callarse y que le dijeran de todo que explicar con gran vergüenza lo que era su relación con su padre, prefería que gente que no lo conocía opinara mal de él que gente que lo conocía dudara de su fidelidad hacia la causa.

Llego a Starbucks y se pidió un frapuchino como era normal en él en aquel lugar, tampoco era que lo frecuentara tanto porque cuando estaba en Coast Ranges prefería ir al café de la esquina pero en aquella ocasión simplemente se le había antojado ya que siempre tomaba uno cuando estaba en Italia. Se sentó en el sector de fumadores mientras dejaba una cajetilla de cigarrillos recién comprados en la mesa, no solía fumar demasiado pero aquel día de tan mal humor le haría bastante bien. Apenas había comenzado a tomar su café cuando sintió como le hablaban por lo que levanto la vista y vio una chica bastante bonita delante de él, escucho lo que decía e inmediatamente sonrío mientras asentía con la cabeza.- Perdona no sabia que estabas aquí tu pero claro siéntate, es un placer.-sonrío cortésmente mientras estiraba su mano.- Samuel Tattaglia es un placer.-dijo mientras la miraba fijamente.



S a m u e l T a t t a g l i a
avatar
Samuel J. Tattaglia

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 05/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.