Conectarse

Recuperar mi contraseña

Coast Ranges Soundtrack» by XlspX on Grooveshark
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Mar 05, 2012 7:49 pm.

/


/

LUCAS F. LINDSEY
ADMINISTRADOR


/


/

APHRIL R. RUMSFELD
ADMINISTRADORA


/

KYA FITZGERALD
ADMINISTRADORA
Últimos temas
» Becca es
Jue Mayo 10, 2012 11:04 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Hogar & trabajo»
Jue Mayo 10, 2012 9:26 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Nombre&Apellido»
Jue Mayo 10, 2012 9:18 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de PB •
Jue Mayo 10, 2012 9:17 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de sexo (Fem&Mas)•
Jue Mayo 10, 2012 9:15 pm por Rebecca M. O'shea

» Otro viaje más ! {Ausencia}
Sáb Mayo 05, 2012 9:17 am por Jennifer R. Hamilton

» Mayo, no es un buen mes.
Mar Mayo 01, 2012 11:28 pm por Alyssa D. Foster

» ¿Dónde está la rutina? {Marcus}
Dom Abr 29, 2012 6:05 pm por Jennifer R. Hamilton

» Everything will change {Marcus}
Miér Abr 25, 2012 1:57 pm por Marcus D. Alexander





Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicLonelyHeartsClubFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPic35x35baner.pngRUN AWAY RPGPanem GamesImage and video hosting by TinyPicForo rol Life you think you hadUnforgottenSummerCampNightshade RPG /></a><a href=Discere College<http://i1223.photobucket.com/albums/dd511/MakeAWish21/3535.pngPhotobucketHogwarts RevolutionImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicAshley></a><a href=New York LivePhotobucketImage and video hosting by TinyPicCalapalooza!Hogwarts 3rd GeneraciónImage and video hosting by TinyPic


NORMALES

Everything will change {Marcus}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Everything will change {Marcus}

Mensaje por Jennifer R. Hamilton el Vie Abr 06, 2012 4:28 pm


Habían pasado dos meses en Coast Ranges, dos meses desde que Marcus había vuelto a mi vida y dos meses en los que no habían faltado los altibajos, las discusiones y -a veces- la montonía de estar gran parte de mi tiempo en reposo. No había sido demasiado fácil la convivencia con Marcus y seguramente había sido mi culpa porque había estado este tiempo algo irritable y pesada. Todo me parecía mal y los dolores no se esfumaban, sin embargo cada día que pasaba y se acercaba el momento de dar a luz mis miedos se acrecentaban y aunque intentaba disimular ante Marcus sabía que no le acababa de engañar y cada vez mis nervios eran más insoportables, la intranquilidad se respiraba en Randall Terrance y esto no mejoró cuando una mañana hicimos la típica visita al médico por pura revisión y sobretodo para ver si el bebé crecía sano. En esta visita recibimos una noticia buena y otra mala. Porque, como en todo lo que debería ser bueno, siempre hay alguna información que lo oscurece todo. Por un lado me llenó de satisfacción saber que el bebé iba a ser chico, un pequeño Marcus y si no fuera por la siguiente noticia que aconteció a esta la sonrisa no se hubiera borrado nunca de mi rostro los días siguientes. Embarazo de riesgo. Esas palabras se habían quedado en mi mente desde que el médico las pronunció y no temía por mi seguridad sino por mi bebé, pues al parecer ambos corríamos riesgo. Me había sentado mal el oír esto y a Marcus -sabiendo como es- muchísimo peor, desde entonces apenas me dejaba moverme más de lo requerido por el médico.

Suspiré de manera larga mientras removía el vaso de zumo que tenía entre mis manos y observaba una planta que había encima de la mesa de la cocina, que era en ese instantes donde me encontraba. Estos últimos días antes del parto habían sido horribles, apenas había dormida y cuando conseguía descansar unos extraños sueños hacían despertarme a mitad de la noche. Hice una mueca cuando volví a notar una patada en la zona baja de mi viente, los médicos decían que ese era uno de los problemas; el bebé se movía demasiado y casi me hizo gracia esto si la situación hubiera sido menos seria. Pasé mi mano tranquila por el vientre ya bastante abultado e hice un pequeño 'shhhh', como si de esa manera podría tranquilizar a la vida que llevaba dentro. Terminándome de un pequeño trago las últimas gotas de zumo que quedaba en el vaso, me levanté despacio de la silla de la cocina para buscar a Marcus. Si alguien me hubiera dicho que de estarme quieta no hubiera ocurrido lo que viene a continuación, seguramente hubiera parecido una estatua.

Apenas había llegado al vestíbulo cuando un dolor más fuerte que cualquier otro anterior me hizo cerrar los ojos con fuerza y quejarme mediante un gemido. Entonces, paró. Fruncí el ceño preocupada y cuando di un paso tambaleante hacia delante me dí cuenta de lo que acababa de pasar; había roto aguas. Tardé unos segundos antes de reponerme y volver a sentir un dolor fuerte en los riñones. Se suponía que todavía faltaban unas semanas... Pasé mi mano por mi frente que ya empezaba a perlarse de un sudor frío. - ¡Marcus! - Grité con la voz ahogada y esperando que alguien me oyera, pero la casa era tan endemoniadamente grande... Escuché unas pisadas que corrían hacia donde estaban y me desanimé al ver que era una chica del servicio, que con ojos sorprendidos por el panorama se quedó quieta mirándome. - Necesito ver a Marcus. ¡Rápido! - Dije haciendo una mueca y yendo hacia un asiento cerca de donde me encontraba. La chica se fue a buscarle o al menos eso creí al ver que había desaparecido tan rápido como había venido. Intenté mostrar mi rostro sereno mientras esperaba, encontrar una postura cómoda aunque era imposible. Por fin escuché unos pasos que corrían hacía el vestíbulo y suspiré cuando vi que con Marcus iba en cabeza y detrás la misma chica del servicio. - Tenemos que ir al hospital.. - Avisé como sino fuera obvio y tendiéndole una mano para que me ayudara. Ahora si que empezaba lo duro.


I am here to stay
I love this place But it's haunted without you My tired heart Is beating so slow Our hearts sing less Than we wanted We wanted Our hearts sing 'cause We do not know. If you live another day In this happy little house The fire's here to stay. Please don't make a fuss It won't go away The wonder of it all The wonder that we made I am here to stay ― ♥

Jennifer R. Hamilton

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 26/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Marcus D. Alexander el Sáb Abr 07, 2012 12:17 pm

Si había sido un año dentro de aquella casa podía jurar que no lo había sentido, en cierto modo. Con Jennifer había podido pasar de la diversión de las discusiones y de estas a las confidencias, aunque muy pequeñas había sido de avance para nuestra relación. No podía negar que extrañaba entrar en la oficina todos los días con un café en mano y empezar a trabajar globalmente por mis empresas, ahora mismo lo hacía pero desde la mansión y solo un par de horas al día. El resto de tiempo se lo había dedicado al bebé y a Jenn, en los controles y de compras para la nueva habitación. Al principio todo lo escogido había sido de color blanco por el secreto del sexo del niño pero poco después nos enteramos de que iba a ser un barón y en aquel momento no había podido evitar sonreír de entusiasmo aunque hubiera disfrutado del mismo modo si hubiera sido una niña. Jennifer en cambio habría saltado en un pie si lo hubiera podido hacer, se había conformado con sonreír y parlotear mientras comprábamos cosas de color azul y verde. La cuna, el cochecito y los accesorios había sido la parte más difícil pero igualmente habíamos seleccionado cosas similares. Ahora todo era azul cielo con autos y osos desperdigados por las paredes y las telas.

Entrecerré los ojos sobre el libro que leía al borde del balcón de mi nueva habitación y me concentré en cada palabra, aunque no fuera interesante en general, los consejos de paternidad si lo eran. No mentiría si dijera que estaba siendo constructivo e interesante leerlo todos los días porque para ser sincero a estas alturas no había hecho nada más que cargar un bebé y pasearlo por lo que las demás cosas y compromisos que venían con ellos no eran parte de mi conocimiento y por este momento lo único que sentía era nervios del parto. Sería en dos semanas y con cada día la tensión aumentaba en toda la mansión empezando por nosotros los padres y jefes, las empleadas, el mayordomo y Beatrix “mi nana” nos seguían. Beatrix me había cuidado cuando era pequeño y ahora mismo debía rondar los cincuenta años, nadie sabía más de como cuidar un bebé que ella, por lo que había decidido comunicarle mi futuro estado de padre y la necesidad de que viniera a ayudarnos a cuidar bien de una nueva vida que si bien aun no llegaba yo estaba ya entusiasmado con la idea de cargarlo y cuidar de él.

Un jadeó cansado provino del marco de la puerta y alcé la vista divisando una doncella afanada por que la siguiera.-Señor, .. la señora.. la señora-Cerré los ojos adivinando lo que había sucedió y emprendí una carrera hacía el piso principal buscando el embarazado cuerpo de Jennifer y su rostro ligeramente asustado. Parpadeé frente a ella mirándola con confusión y me acerqué tocando su abdomen-Pero… faltan dos semanas… esto no puede estar pasando…-Ella gimió dolorida y respiré sintiendo sus uñas clavarse en mis antebrazos. -Chris manda a encender la camioneta más grande por favor-Ordené a la chica que aun permanecía allí pero que inmediatamente corrió a hacer su mandado. Mientras tanto levanté a Jenn en brazos y la llevé cuidadosamente afuera donde ya esperaba el transporte por los dos, la deposité en el asiento delantero haciéndole espacio y ajuste su cinturón de seguridad encargándole a Bea que llevará ropas para el bebé y Jennifer al hospital de Coast en la zona VIP. Volví mi atención a mi pequeño amor y sin poder evitarlo robé un beso de su preciosa boca-Respira, cariño, solo respira y tranquilízate te prometo que todo saldrá bien.-Subí del otro lado, arranqué y nos conduje lejos de Randall Terrance y más cerca del hospital.


Marcus D. Alexander
New Life

Marcus D. Alexander
» Profesionales «

 » Profesionales «

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 11/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Jennifer R. Hamilton el Sáb Abr 07, 2012 1:18 pm


¿Miedo? Si, claro que tenía miedo. En realidad estaba asustada, todo esto era nuevo para mi. No sabía como actuar o como comportarme y aunque intentaba mantener la mente fría y serena, no podía sino preocuparme por el bebé. Rezando para que todo saliera bien y que llegáramos pronto al hospital. Cuando se acercó Marcus a mi bufé por sus palabras, ¿eso era lo que se le ocurría? ¡Hombres! Ni siquiera me molesté en contestarle o abrir la boca para decir cualquier cosa, estaba demasiado ocupada contando una y otra vez hasta diez para tranquilizarme y respirando profundamente de forma continua. En un abrir y cerrar de ojos Marcus me tenía en brazos para llevarme al coche ya preparado para marcharnos al hospital, me depositó en el asiento del copiloto y colocó el cinturón con cuidado. Cerré un momento los ojos mientras mantenía mis brazos, de manera protectora, entorno a mi abdomen redondeado, para lo queno estaba preparada fue para el repentino acto de Marcus. Un ligero roce, un pequeño beso en mis labios que me hizo pestañear confundida y mirarlo mientras mi pulso cardíaco algo nervioso empezó a bajar considerablemente. Seguí su consejo aún confusa por lo que acababa de ocurrir y respiré profundamente.

He de decir que el viaje se me hizo eterno y algún que otro quejido involuntario salia de mis labios cuando notaba una nueva contracción hasta que por fin llegamos al hospital. Todo ocurría deprisa, tanto que sentía naúseas una y otra vez. En el hospital unas enfermeras me colocaron en una silla de ruedas y me llevaron -con Marcus a mi lado- a una de las salas preparadas para dar a luz, tampoco me pasó desapercibido que no estábamos precisamente en la zona 'mala' del hospital y si hubiera tenido fuerzas y no me estuviera quejando todo el tiempo por el dolor que sentía en el bajo vientre, quizás hubiera sonreido con ironía.

Tumbada como estaba en ese instante en la camilla la matrona nos tranquilizaba con palabras amables y tranquila mientras explicaba que aún habría que esperar un poco más pues el bebé aún no tenía espacio para salir. Mi rostro estaba lívido y algo contorsionado. Pasé mi mano por mis ojos. Me dolía todo el cuerpo y el dolor aumentaba conforme los minutos pasaban. Obervé a Marcus, nervioso como siempre estaba y sonreí o lo intenté al menos. - Vamos, Marcus. Relájate... Soy yo la que va a dar a luz, no tu. - Dije cerrando los ojos con fuerza otra vez. La enfermera se acercó y preguntó si quería que me pusieran la epidurial para calmar el dolor mientras llegaba el médico. Yo asentí desviando mi atención a la enfermera. Me ayudaron a levantarme para pinchar la aguja en mi espalda y mordí mi labio -nunca había sido fan de las agujas- un gemido de dolor salió entre mis labios y otras palabras de consuelo y tranquilidad que me brindaban las enfermeras. ¿Cuándo llegaba el doctor? Pensé con urgencia, aunque agradeciendo que la epidural empezaba a cambiar mis dolores aunque seguían siendo demasiado fuertes. Estaba incómoda, mis ojos estaban empañados y humedecidos y estar con una bata de hospital no hacía que me sintiera mejor. De nuevo tumbada en la camilla como estaba y respirando profundamente una y otra vez, llegó el doctor. Todo estaba preparado -según él- para que el bebé saliera y estuviera ya con sus padres.


I am here to stay
I love this place But it's haunted without you My tired heart Is beating so slow Our hearts sing less Than we wanted We wanted Our hearts sing 'cause We do not know. If you live another day In this happy little house The fire's here to stay. Please don't make a fuss It won't go away The wonder of it all The wonder that we made I am here to stay ― ♥

Jennifer R. Hamilton

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 26/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Marcus D. Alexander el Dom Abr 08, 2012 2:17 pm

Una vez en el hospital todo había ocurrido tan rápido que no alcanzaba ahora mismo a analizar la situación, esperé impaciente que cada personal de hospital entrara y saliera de la habitación privada con cargas de exámenes papeles y encomiendas, solo necesitaba que todo pasará rápidamente. No era yo el que estaba sufriendo físicamente pero interiormente me sentía fuertemente culpable y nervioso por el riesgo que podían correr las que ahora eran las personas más importantes de mi vida. En todo momento había estado junto a Jennifer como un pegote y no paraba de mirar los pocos aparatos que la rodeaban y cada cosa con la que se acercaban a ella, inyecciones, instrumentales y hasta sábanas. Parecía tan fastidiada y dolorida que intentaba tocarla lo menos posible, la ultima vez me apartado las manos de un manotazo que había dolido y eso que estaba recostaba en trabajo de parto.

Acomodé el borde la sábana sobre su vientre y ajusté las almohadas para mantenerla semi-sentada sobre la camilla que parecía más una cómoda cama de casa que de hospital, si no fuera por los aparatos chirriantes y el personal vestido de blanco habría pensado que seguíamos en casa.-Me tranquilizaré, por ti. ¿Necesitas algo?-Le pregunté con el rostro casi pegado al suyo sudoroso y contraído por el dolor. Cuanto deseaba poder evitarle toda aquella travesía y que estuviera en casa relajada junto a la piscina disfrutando del cálido clima de coast. Evitarle todo el compromiso que iba a implicarle tener un bebé que era una bendición pero ocuparía la mayoría de su tiempo libre que en anterioridad había dedicado a sus labores con la naturaleza y los animales heridos. Mi preciosa salvadora estaba ahora a punto de traer una nueva vida al mundo con unos pocos riesgos sobre ella misma. Seguía pareciéndome pequeña para semejante trabajo pero su tamaño no compensaba nada su valentía y fortaleza, por eso la admiraba y respetaba de una manera que no había hecho con nadie más, ella prácticamente había logrado lo que tenía y lo que era por sus propios medios sin regresar sobre sus pasos y quedarse siendo una chica de campo.

Levanté la vista a la voz del médico y suspirando también tragué como si se refiera a mi pero en realidad todo iba ahora por parte de Jennifer, era ella quien tendría que hacer todo el trabajo para que nuestro primer hijo por fin estuviera en nuestros brazos y luego en casa. Como debía ser-¿Lista, mi amor? No sirvo en nada aquí más que para que me partas un brazo si lo necesitas o quizás mejor necesites torturarme después por haberte puesto en esta situación-Sonreí ligeramente intentando levantarle el ánimo y ver ese rostro pétreo iluminarse.


Marcus D. Alexander
New Life

Marcus D. Alexander
» Profesionales «

 » Profesionales «

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 11/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Jennifer R. Hamilton el Dom Abr 08, 2012 4:08 pm


OFF:
Lo he acelerado todo un poco, intentando plasmar el tiempo y todo. Esque sino... No sabía como hacer el post. (?) :3

El momento había llegado y sólo podía pensar en tener a mi pequeño entre mis brazos, con ese pensamiento el dolor se hacía un poco más factible y aguantable aunque sólo levemente. Estaba temblando y apenas sabía como afrentarme a esta situación, si no hubiera sido gracias a las palabras que las enfermeras y el médico me daban apenas sabría como actuar, pero intentaba mantener la cabeza serena y asentir con cara dolorida y angustiada a las palabras del doctor. Respirar por la nariz y expulsar el aire por la boca, una y otra vez, sin parar. Miré a Marcus nerviosa y le tomé la mano, agradeciendo su intento de hacer la situación más amena y agradeciendo su contacto, asegurándome de que estaba ahí. ¿Qué hubiera hecho si en esta situación hubiera estado sola? - De momento... Tomo la primera opción. - Murmuré en apenas un susurro, con voz tan baja que creí que Marcus no podría haberme escuchado.

Las contracciones aumentaron y no pude reprimir mis gritos mientras escuchaba otros que me estimulaban para que empujara haciendo el máximo esfuerzo posible. Ni siquiera era consciente de la presión que estaba ejerciendo en el brazo de Marcus solo que esperaba no rompérselo de verdad, aunque dudaba que lo consiguiera pues nunca había tenido mucha fuerza, ''Pero si la suficiente para salir de esta.'' Pensé mientras me decían las enfermeras que descansara unos segundos y siguiera respirando. Era horrible. Esta sensación era horrible y todo el parto se me hizo eterno, como si hubiera durado horas, más tarde cuando todo pasó me enteré de que el parto había durado casi seis horas. Pero sí, sentía que pasaban horas en aquella habitación con un dolor demasiado grande, con los ojos borrosos por culpa de las lágrimas del esfuerzo, las palabras de ánimo de Marcus pues esas eran las únicas que me importaban. ¿Por qué no se terminaba esto? Por millonésima en esas horas otra contractura se adueñó de mi cuerpo y de nuevo otras tantas palabras de ánimo pero una me llamó más que cualquier otra. La voz del médico se sobrepuso a todas las demás con unas palabras que parecían una bendición, ''ya está aquí.'' Sólo un último esfuerzo y mi pequeño estaría con nosotros, con sus padres.

Con último grito y un último impulso todo había terminado pero no me detuve a pensar que el dolor empezó a desaparecer pues el llanto de un bebé llegó a mis oídos y una sonrisa mezclada con un sollozo se escapó entre mis labios. No sabría describir lo que ese sonido significaba para mi, pues sólo hacia falta ver mi rostro para saber cuan dichosa era en ese momento. El médico nos sonrió y nos decía que todo había salido bien mientras las enfermeras limpiaban al bebé pero yo no quería escuchar sus palabras, sólo quería tener a mi pequeño en brazos y creo que algo en mi rostro le indicó que ya era hora de que se vieran madre e hijo.

¿Cómo poder expresar la sensación de tener a ese niño entre mis brazos? Mi hijo. Extendí mis brazos para recogerlo y observarlo como si un ciego mirara por primera vez el Sol. Volví a sollozar de felicidad y rocé la pequeña mejilla de mi hijo, un ligero pelo castaño cubría su cabecita, parecía fuerte y saludable. ¿Acaso podía pedir algo mejor? - Es tan... - Murmuré incapaz de seguir mientras levantaba la mirada para fijarla en Marcus y ver su expresión sin borrar mi sonrisa que esperaba que siguiera ahí mucho más tiempo. - Se parece a ti. - Dije fijándome en su rostro y estaba claro que este día no lo olvidaría nunca, por nada del mundo. - ¿Quieres cogerlo? - Pregunté sin borrar la sonrisa y alzando mis brazos cansados con el pequeño hacia él. Ni siquiera me preocupé por el médico o las enfermeras. Ahora solo existíamos Marcus, yo y el bebé. Una familia. Nuestra familia.


I am here to stay
I love this place But it's haunted without you My tired heart Is beating so slow Our hearts sing less Than we wanted We wanted Our hearts sing 'cause We do not know. If you live another day In this happy little house The fire's here to stay. Please don't make a fuss It won't go away The wonder of it all The wonder that we made I am here to stay ― ♥

Jennifer R. Hamilton

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 26/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Marcus D. Alexander el Sáb Abr 14, 2012 1:49 am

Sonreí ligeramente, pero eso solo fue el principio. De ese pequeño minuto medianamente tranquilo hacia adelante todo fue una completa tortura, por más que intentara relajarme por dentro no causaba ningún efecto aun así mi imagen externa estaba lo más tranquila posible. La intención era mantener a Jennifer concentrada en pujar, al margen de los sentimientos anidados en mi interior, de la absurda idea de que podía perderla mientras ella hacia semejante esfuerzo titánico por traer una vida más al mundo, una que entre los dos habíamos construido a base de amor y confianza hacia poco tiempo. Una época bastante envidiable a estas alturas, podía dar muchas cosas por volverá atrás y que ambos pudiéramos quedarnos eternamente en aquel momento, cuando de verdad podíamos hablar de cualquier cosa en cualquier lugar. Cuando confiábamos ciegamente el uno en el otro, cuando podíamos demostrar libremente nuestro amor sin temor a ser rechazados o ignorados. Nada comparado a ahora que parecíamos un par de extraños obligados a tratarse dentro de una gran mansión, unos seres condenados a compartir su vida con una persona a la que preferían tener lejos, esto último verdaderamente lejano a mis sentimientos.

Cerré los ojos y mi cuerpo tembló la última vez que ella gritó y que el silencio siguiente fue llenado por el llanto del bebé, que inquietamente se removía en los brazos de las enfermeras que lo trasladaban a otro lugar. Lo miré con curiosidad, pero no podía vislumbrar de él más que algún brazo, ningún detalle específico. Entonces mi vista y atención volvieron a Jenn, reposaba contra las almohadas con su piel humera y erizada, ella no me observaba, estaba concentrada en su bebé, en nuestro hijo. Su rostro estaba desprovisto de sangre y su palidez alteraba mis nervios, sin embargo me incliné sobre ella para limpiarle el sudor y recoger su cabello en un moño improvisado, acomodé su bata para cubrirla y acaricié con un suspiro la curvatura de su pequeña oreja. Regresaron con le pequeño y el descansó en sus brazos, esta vez silencioso. Sonreí por primera vez durante las seis horas y evite tocar a ambos, estaban conectándose por primera vez en el mismo mundo y ambos parecían demasiado frágiles, vulnerables a cualquier cosa. Era en ese momento cuando me sentía realmente necesitado, ahí estaba yo para protegerlos a ambos de lo que intentara amenazar su felicidad y sus vidas. Ella me miró después de tanto tiempo y asentí a su comentario -Se parece- Susurré cerca a ellos mientras en el centro de mi pecho se instalaba una sensación de inmensa felicidad, un sentimiento de emoción que solo había experimentado pocas veces y en la mayoría me había llevado a expresar lo que no diría en otro momento.

La observé fijamente mientras ella me ofrecía tomar al niño en brazos, le sonreí con verdadera alegría y bajé la cabeza besándola de ella cerca a la sien -Gracias. Gracias por nuestro bebé…Te amo- Murmuré contra su cabello y no espere un segundo más, deslicé mis brazos bajó el cuerpo de mi hijo, tomándolo en brazos con el mayor cuidado posible. Parecía un muñeco allí, tan pequeño. Sus manos diminutas al igual que todo su cuerpo, tan tranquilo, seguro de que estaría protegido y perfectamente cuidado, confiado en que no lo dejaría caer. Lo besé en la frente mientras mi corazón se aceleraba, volví a mirarle pero esta vez el me observaba con unos ojos increíblemente azules. Los míos , idénticos. La visión de aquel pedazo de mi se hizo tan borrosa que alcancé a pensar que iba a desmayarme y con ello llegó la preocupación por hacerle daño a tan delicado ser. Lo cierto es que eran solo lágrimas, únicamente eso y embobado en mi propio hijo estallé en un llanto silencioso y fue cuando sentí el roce de un sillón tras mis rodillas y me senté. Embarrado en lágrimas, sollozando silenciosamente, con un bebé en brazos y demasiado feliz como para cambiarme de lugar.

Off:Esta perfecto *-*. Podemos alargarlo con la estadía en el hospital. C:


Marcus D. Alexander
New Life

Marcus D. Alexander
» Profesionales «

 » Profesionales «

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 11/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Jennifer R. Hamilton el Dom Abr 15, 2012 12:54 pm


En este momento me sentía extraña. Todo brillaba con fuerza y de tal modo que había momentos que tenía que cerrar los ojos para descansarlos aunque, por otro lado, no quería perderme ni un segundo de lo que estaba ocurriendo en aquella habitación; una habitación que por muy grande que fuera no tenía capacidad para albergar problemas, preocupaciones o rencores. No mentiría si dijera que me sentía terriblemente cansada pero sólo una pequeña parte de mi se preocupaba por esto, no quería dormir y que me privaran de ver el rostro de Marcus iluminarse al ver a nuestro hijo, no quería dejar de observar a mi pequeño y así podría estar día y noche sin preocupaciones, con los ojos abiertos y pensando sólo en lo dichosa que me sentía en esos momentos, agradeciendo al cielo todo lo que tenía ahora.

El tiempo pareció haberse detenido durante unos instantes, unos instantes de los que ni siquiera fui consciente y, sin embargo, fueron los que más recordaría cuando el tiempo pasase. Cerré los ojos con una satisfacción incapaz de describir con unas simples palabras cuando escuché las palabras de Marcus cerca nuestra, del bebé y de mí. No me importaba que quizás cuando toda la emoción del momento pasase volviéramos a sentirnos incómodos con la presencia del otro. ¿A quién le importaba eso ahora? Por lo menos a mi no. Por eso suspiré de felicidad y lo miré mientras tomaba a su hijo de mis brazos. Algo se movió en mi corazón, mucho más, esos sentimientos que intenté ocultar. - Lo sé. - Murmuré más para mi misma y sintiéndome un poco culpable y afligida por haberme separado de él y haberlo estropeado todo pero no, no quería pensar en ello ahora. No sería justo. Y así lo hice, borré ese tipo de pensamientos de mi mente y giré el rostro para ver a los dos y únicos hombres de mi vida.

Hay un momento en la vida de cualquier persona que cree que ha alcanzado el cielo, que piensa que no lo ha logarado; eso que todos llaman el momento de felicidad eterna. Bien, me siento orgullosa de poder decir esto y justo en ese mismo momento, al ver las lágrimas de Marcus al tener a su hijo en brazos, mi sonrisa se acentuó y por mis mejillas también cayeron algunas lágrimas. Ni siquiera me percaté de que una de las enfermeras había colocado cerca de la cama el sillón para que Marcus -embobado como estaba- se sentara en él con el niño en brazos. Suspiré tranquila y sólo una pregunta proveniente de la enfermera me sacó de mi estado soporífero. ¿El nombre del bebé? Mordí mi labio inferior y miré a Marcus, ya habíamos hablado de ello y ambos nos habíamos puesto de acuerdo. - Derek. - Dije con una sonrisa. - Derek Alexander. - Murmuré para mí misma mientras pasaba mi mano por mi rostro pálido y sudoroso.


I am here to stay
I love this place But it's haunted without you My tired heart Is beating so slow Our hearts sing less Than we wanted We wanted Our hearts sing 'cause We do not know. If you live another day In this happy little house The fire's here to stay. Please don't make a fuss It won't go away The wonder of it all The wonder that we made I am here to stay ― ♥

Jennifer R. Hamilton

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 26/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Marcus D. Alexander el Miér Abr 25, 2012 1:57 pm

Suspiré recostando la cabeza en el respaldo, meciendo ligeramente al bulto contra mi pecho. Parecía demasiado pequeño y frágil para sobrevivir pero aquí estaba silencioso, cerrando sus azulados y pequeños ojos. Volví a sonreír, parecía que aquel día solo iba a estar lleno de sonrisas y no era para menos, una nueva vida que llevaba parte de mi sangre era un evento para disfrutar y celebrar. Cerré los ojos justo cuando Bea –mi nana, que ahora sería de Derek- Traspasaba la puerta con una maleta infantil colgada de un brazo y con Chris tras ella cargando un maletín que podía jurar llevaba ropa para Jennifer y hasta para mi mismo.

Bea se acercó con el rostro arrugado altamente iluminado, extendió sus brazos para levantar a Derek que yacía dormido y tibio entre las sábanas. Negué agitando la cabeza-No nana, déjalo aquí-ella río, suavemente y sin embargo me arrebató con extremo cuidado y experiencia al bebé. No proteste, parecía dopado o quizá bajo el hechizo de mi propia nana a quien había catalogado como bruja desde que lograba llevarme a la cama temprano cuando era un niño o incluso cuando me sacaba de la oficina con solo decir dos palabras. Ella era algo más que el ser que había cuidado y criado. Ella era prácticamente mi madre. Allí estaba ella, despejando mi los cabellos de mi frente y e indicándome dormir, como si no tuviera más de tres años, cuando ella había sido tan joven y bonita que cualquiera habría caído rendido a sus pies-Guapetón le pondré unas ropitas. Te despertaré lo prometo. Descansa un rato llevas semanas sin dormir. No quiero que te vallas a ir antes de tiempo-sonrió de manera tranquilizadora y se dio la vuelta mientras era atrapado por el sueño, profundamente. Lo último que pude oír fue el sonido de las sabanas y los susurros entre Jennifer y Bea. Ya eran aliadas.

Desde que había llegado a casa, Bea se había encargado de ayudarnos. Pero Jennifer se había vuelto su consentida y todo el tiempo había estado pendiente de sus necesidades. Seguramente algunos de los juguetes en el baúl eran cortesía de ella y por eso estaba agradecido de su existencia mucho más que antes. Sin una mujer como ella las cosas hubieran sido un completo desastre. Solo confiaba en ella tanto como para dejar a su cargo las dos vidas más importantes para mí, dos personas por las que fácilmente habría dado la vida.


Marcus D. Alexander
New Life

Marcus D. Alexander
» Profesionales «

 » Profesionales «

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 11/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Everything will change {Marcus}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.