Conectarse

Recuperar mi contraseña

Coast Ranges Soundtrack» by XlspX on Grooveshark
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Mar 05, 2012 7:49 pm.

/


/

LUCAS F. LINDSEY
ADMINISTRADOR


/


/

APHRIL R. RUMSFELD
ADMINISTRADORA


/

KYA FITZGERALD
ADMINISTRADORA
Últimos temas
» Becca es
Jue Mayo 10, 2012 11:04 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Hogar & trabajo»
Jue Mayo 10, 2012 9:26 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de Nombre&Apellido»
Jue Mayo 10, 2012 9:18 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de PB •
Jue Mayo 10, 2012 9:17 pm por Rebecca M. O'shea

» Registro de sexo (Fem&Mas)•
Jue Mayo 10, 2012 9:15 pm por Rebecca M. O'shea

» Otro viaje más ! {Ausencia}
Sáb Mayo 05, 2012 9:17 am por Jennifer R. Hamilton

» Mayo, no es un buen mes.
Mar Mayo 01, 2012 11:28 pm por Alyssa D. Foster

» ¿Dónde está la rutina? {Marcus}
Dom Abr 29, 2012 6:05 pm por Jennifer R. Hamilton

» Everything will change {Marcus}
Miér Abr 25, 2012 1:57 pm por Marcus D. Alexander





Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicLonelyHeartsClubFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPic35x35baner.pngRUN AWAY RPGPanem GamesImage and video hosting by TinyPicForo rol Life you think you hadUnforgottenSummerCampNightshade RPG /></a><a href=Discere College<http://illiweb.com/fa/pbucket.gifPhotobucketHogwarts RevolutionImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicAshley></a><a href=New York LivePhotobucketImage and video hosting by TinyPicCalapalooza!Hogwarts 3rd GeneraciónImage and video hosting by TinyPic


NORMALES

Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Mar Ene 10, 2012 8:41 pm

Lucas suspiró cuando su padre le dejó las llaves sobre la mesa, en su rostro apareció una mueca dudosa pero su padre no comentó nada. Ni tampoco parecía querer comentar nada más, él se destinaba a terminar sus quehaceres mientras Luke lo observaba desde la banqueta en medio de la cocina. Su padre era un hombre grande, cansado y agotado de todos los años de trabajo en su vida, se notaban las canas en su cabello ya poblado por el color blanco, las arrugas ganaban la batalla y sus manos temblaban cuando a veces se encontraba nerviosa. Muchas veces había perdido el control de vasos o platos, pero al ser su propia cafetería, nadie comentaba su situación real. La situación de estar grande, viejo. Luke sabía que él lo estaba, desde pequeño siempre comprendió que sus padres eran muy especiales. No sólo lo adoraban, sino que también eran muy grandes. Cuando iba al instituto notaba que los padres de sus compañeros eran realmente jóvenes, y sus padres eran grandes... tal vez demasiado. Pero nunca se quejó, los amaba demasiado como para preguntarles porque había nacido tan tarde. ¿Que había sucedido con ellos? Se notaba que aun se amaban, ¿que había sucedido antes entonces? Luke jugueteó con las llaves posando su mirada en la pequeña ventana de la puerta de la cocina. Se podía ver poco, ya que la noche llegaba al lugar y lentamente iban cerrando. Por eso su padre le había pedido que cerrara por él, ya que deseaba descansar. El chico sabía que en realidad su padre estaba tratando de lograr algo dificultoso, que Luke empezara a amar el café y a llevarlo. Luke lo amaba, pero no estaba preparado para tener un lugar como ese... no cuando era un amante de la libertad, las olas y el sonido de su lápiz sobre la hoja. No estaba hecho para liderar, manejar y quejarse de la gente. Suspiró mientras veía como las luces iban apagándose y quedaban pocas camareras.
-Deja de molestarla, Lucas. Ella tiene sus problemas. Tu significas uno.-comentó su padre con normalidad de espaldas a él. ¿Como sabía que él estaba tratando de encontrarse con la mirada de la rubia a lo lejos? Su padre siempre sabía todo y a veces... hasta tenía razón.

[...]

El interruptor de la última luz costó en apagarse, casi le causo gracia que eso sucediera, como si la cafetería no quisiera apagarse nunca. Muchas veces su padre creyó que una cafetería de 24 horas podría ser mejor, pero no tenían el dinero, ni la gente de Coast Ranges caminaba después de la medianoche. Por más que amaran el café... no era bueno tenerlo abierto pasada la medianoche. Observó por un minuto el desolado lugar, donde sólo la luz de la luna que se colaba en las ventanas ayudaba a la vista. Luke recordó haber cambiado en ese lugar, haber reído y haber llorado. En aquellas mesas de madera sin vida en aquel momento, sobre los adornos que su madre cambiaba cada mes para sorprender a la gente. El café de la esquina tenía vida para él, y si no fuera por aquel lugar... las cosas serían diferente. Seguramente ahora estaría en Londres tirado en algún basurero consumido por las drogas y la angustia. Lejos había quedado ese chico, y orgulloso se sentía por ser quien era.

Sus cosas se encontraban en el pequeño escenario de madera donde había una banqueta y la guitarra de un famoso que había entrado a la costa y se la regaló al lugar. Luke caminó por su bolso, donde estaba su ropa de surf y al mismo tiempo sus dibujos y sus lapices, pero al pasar por la guitarra sonrió de lado. Había aprendido a tocar gracias a Sophie, y a pesar de ser algo malo para la música... ver la guitarra le recordó a la rubia.

Sus manos tocaron la madera de la guitarra acustica mientras probaba las cuerdas poco afinadas, comenzó a tocar distraídamente, las canciones que Sophie le había enseñado. Era fanática de The Beatles, por lo que tocó BlackBird distraído, sin cantarla porque era un perro cantando, claro que sí. Cuando levantó la mirada le pareció observar una cabellera rubia en el café y se detuvo en seco. No estaba horrorizado, no había cerrado el café todavia así que podía haber alguien dando vueltas. Eso sospechaba, porque claramente, Luke no creía en fantasmas.















LukeLindsey
avatar
Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Aphril R. Rumsfeld el Miér Ene 11, 2012 1:05 am

Una vez mas era una de las ultimas empleadas del café en irse. Mientras los demás contaban los minutos para regresar a sus casas, Aphril hacia exactamente lo contrario. Siendo sincera con ella misma, no tenia un mejor lugar donde ir, uno en donde se sintiera como en casa. Estaba sola incluso rodeada de gente, si, pero la sensación empeoraba por las noches y sus días de descanso. Trabajaba con gusto, y estaría eternamente agradecida con los dueños por contratarla, se daba ánimos para levantarse incluso en aquellos días en los que se despertaba sintiendo aquellas odiosas náuseas. Nadie se enteraba aun de su estado, a excepción del padre de Luke y la chica Candice que un día le había ayudado.
Se quito el sencillo delantal que la identificaba como camarera y lo guardo en el armario junto con los de los otros empleados. La noche estaba llegando y el café estaba a punto de cerrar, no había visto al papa de Luke, quien generalmente era el ultimo en salir y no seria la primera vez que Aphril se quedaría hasta tarde. Tomo su bolso y apago la luz de la cocina antes de salir, dirigiéndose lentamente hacia la puerta principal. Todo el café estaba en penumbra, pero la rubia estaba lo suficientemente ambientada como para no chocar con las mesas y sillas. Se detuvo junto a la ventana, quedando a contraluz, mientras una de sus manos se posaba sobre su estómago con sumo cuidado, el día en que ya no podría ocultarlo se acercaba, y estaba mas asustada que nunca.
Los acordes de una guitarra rompieron el silencio, haciendo que la rubia se girara en dirección al pequeño escenario. Le sorprendió ver a Luke, hasta el momento desconocía que sabia tocar y Aphril solo tardo un momento en atribuirle un nombre a la canción, haciendo que una sonrisa se extendiera por su rostro. A pesar de que se moría por acercarse a el, sabia que lo mejor para Luke seria que no lo hiciera, porque tarde o temprano tendría que dejarlo ir, ella nunca podría hacerlo feliz. Quizás, si lo hubiese conocido en otro momento de su vida las cosas serían diferentes.
Le dio la espalda al escenario y silenciosamente se dirigió hacia la puerta, moviendo accidentalmente una silla con su bolso. Hizo una mueca y cuando la melodía se detuvo supo que la había visto. Sonrió debilmente antes de voltearse, apoyando una de sus manos sobre una mesa, dedicándole una mirada simpática al joven.
- Lo siento, no quise interrumpirte- dijo frunciendo los labios con cierta culpabilidad, aun observandolo detalladamente, como si quisiera recordarlo ahí por siempre. - No sabia que podías tocar. Eres un artista por donde se te mire, Luke- le sonrió dulcemente antes de desviar la mirada hacia el suelo. Verlo ahí, con la guitarra entre las manos le traía recuerdos. La rubia había participado durante años en el coro de su instituto, antes de verse involucrada en problemas y otras cosas relacionadas con su anterior novio.
- ¿Podrías tocar una más? Por favor - le pidió dirigiendole una mirada calculadamente suplicante, de cachorrito- Solo una- insistió antes de que por algún motivo se negara. Luke era demasiado humilde y probablemente le dijera que era malo o algo parecido, pero no perdía nada con probar.


Aphril Raissa Rumsfeld
The girl who believe in something better
avatar
Aphril R. Rumsfeld
» Camarera en el Café de la Esquina «

 » Camarera en el Café de la Esquina «

Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Miér Ene 11, 2012 3:49 am

Gracias a Dios.

Por un momento realmente creyó que estaba llamando fantasmas y tenía la mala suerte de conocer uno, uno que había sido su anterior empleada. Pero por suerte era Aphril, apareciendo entre la penumbra como si él la hubiese llamado con sus malas notas musicales. Maldición, fue su rápido pensamiento. Ahí estaba ella tan ignorante de su belleza, del efecto que tenía en él cuando se acercaba con paso lento y casi dudoso. Lo notó, Luke supo al instante que Aphril no deseaba acercarse porque sus pasos eran dudosos y casi parecía que no estaba decidida a caminar hacia él. Pero sonrió al saber que por lo mejor, lo hizo, ahí estaba. La luz de la luna no ayudaba en aquello, el silencio del café tampoco. El rostro de Aphril solamente podía verse de perfil, volviendola aun más hermosa. Una combinación que Luke hubiese amado, la luna y Aphril, misteriosas, complicadas, silenciosas y totalmente inalcanzable. Sus pensamientos eran idiotas, cursis y sin sentido, agradecía que ella no pudiera oírlos, sino simplemente se asustaría y correría en círculos hacia un futuro lejos de Luke. Pero... ¿que iba él a hacer? No sabía realmente que sentir, si sabía que cuando ella se acercó... sintió una felicidad que no supo explicar. La comparó con la felicidad al encontrar una ola adecuada para surfear. Era un momento de gloria personal, un placer inigualable que sólo los surfistas pueden sentir. Es el final de la espera, has estado muchas horas en el mar buscando aquella ola, has tomado otras pero ninguna sirvió, ninguna valió para tí, y cuando la ves a lo lejos... te das cuenta que es la indicada. No sabes porque, no sabes como, es una palpitación especial de los surfistas que llevan años montando olas que no son buenas. Pero cuando la ves creándose a lo lejos, sin aun nacer... sabes que es tuya, que ella te estaba esperando pero tu aun más.

Rió, con la naturaleza que tenía Luke para reír como si nada pasara. Dejó reposar la guitarra al lado del micrófono que no había usado ni usaría. Sus palabras chocaron contra él sin agresión, logrando que su sonrisa aumentara... si es que eso podía ser real. Alguien lo llamaba artista, casi por primera vez. Se sentía realmente bien, el sentimiento entraba desprevenido en sus venas dandole una sensación que nadie podía llegar a conocer. El orgullo de ser quien era, pocos lo podían llegar a sentir.
-Te crecerá la bonita nariz, Aphril -bromeó, soltando un elogio. Gran costumbre. No tenía doble intención, o mejor dicho, ninguna palabra de él iba de ese modo. - No sé tocar en realidad, sólo me acuerdo los acordes que me enseñó Sophie una vez.

Las palabras se perdieron en el silencio de la noche y un escalofrío recorrió su espalda. El dolor no lo dejó ciego, como de costumbre, pero bajó la mirada tratando de ocultar la melancolia que trataba esas palabras. Nunca había sido amigo de alguien que ya no estaba con vida, pero ahora entendía lo realmente duro que podía ser. Lo oscuro, un vacío que no se podía llenar con nada. En la oscuridad, seguramente Aphril no podía observarlo, por lo que levantó la mirada volviendo a ser él porque a su lado lo lograba.
- Si te acercas puedo tocar algo. Sólo si me dejas llevarte a tu casa luego, es tarde -soltó sin más. Pocas veces -por no decir nunca- Coast Ranges sufría de asaltos, pero ahora Luke no sabía que pensar de la costa. Pocas veces gente joven moría, y ahora todo había cambiado. Temía que Aphril sufriera el mismo destino que su amiga. Le aterraba. Sin esperar una respuesta, completamente encantado con su gesto de perrito mojado, acercó la guitarra al cuerpo. Su pie se apoyaba en la banqueta en la que se había sentado frente al micrófono y suspiró. Sus manos se dirigieron a las cuerdas... para tocarlas sin ningún tipo de sonido coherente. - Que los cumplas feliz, que los cumplas, Aphril, que los cumplas feliz. -claramente era un tonto, pero lo hacia para ver a la chica sonreír, sobretodo cuando la vergüenza no le iba a dejar tocar otra canción. Su voz había sonado tan mal que la vergüenza creció como si hubiese tocado una canción en verdad. Realmente no había nacido para la música.















LukeLindsey
avatar
Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Aphril R. Rumsfeld el Miér Ene 11, 2012 9:12 pm

El sonido melodioso de la risa de Luke rompió el silencio luego de que ella hablara, haciéndole sonreír en respuesta. Supuso que por la luz que entraba a su espalda por la ventana, ella podía verlo mejor pues la claridad le daba de frente. Lo observó apoyar la guitarra en el micrófono y lamentó otra vez haberlo interrumpido, sin embargo la sonrisa de Luke siempre la animaba, le transmitía tranquilidad. Y se sentía terriblemente egoísta por disfrutar su compañía más de lo que debería, él era especial, diferente a todo lo que Aphril había conocido antes y por eso mismo no podía involucrarse más. Era su amigo, le hacía feliz, y probablemente le dolería ver la mirada de él cuando se enterara de que estaba embarazada, que lo había ocultado. Tragó saliva e intentó no pensar más en aquello, la noche era larga y ya tendría tiempo para atormentarse otra vez.
Sonrió y negó divertidamente con la cabeza cuando Luke mencionó que le crecería la nariz, como a pinocho. Y tal como esperaba, le dijo que no sabía tocar, aun cuando ella lo había oído tocar perfectamente la canción anterior. A pesar de la poca iluminación, notó como el semblante de Luke se ensombreció al nombrar a Sophie. Sin duda había sido una chica adorada en el pueblo, y Aphril solidarizaba con la pena de los demás, a pesar de no haber conocido a la chica más que de vista.
- No miento. Sonó realmente bien, incluso si lo tocabas de memoria .- comentó mientras jugueteaba con el tirante de su bolso antes de dejarlo sobre la mesa. Aphril tocaba la guitarra, o por lo menos lo hacía varios años antes, aunque jamás fue una experta ni nada parecido, su instrumento siempre había sido el piano o el teclado en ausencia del primero. Le encantaba el sonido de las teclas y las dulces melodías que podía interpretar, pero como muchas otras cosas, lo había dejado de lado. Había olvidado todo lo que le hacía feliz, era tristemente la historia de su vida. Dejar atrás todo lo bello, por siempre acababa arruinándolo, incluso sin tener intención de hacerlo.
Rodeó la mesa para acercarse a Luke, justo en el momento en el que él volvía a hablar, pidiéndole que se acercara. La luz exterior, que Aphril no podía identificar pues dudaba que sólo la luna pudiese iluminar tanto, hacía parecer la piel de la rubia más pálida de lo normal y todo el lugar tenía una inusual esencia, o quizás era sólo ella que hasta ese momento no había notado que se sentía algo mareada y que la baja presión hacía que apenas sintiera los pies, sin embargo lo ignoró, como hacía siempre y luego de un rato lograba sentirse mejor.
Le dedicó a Luke una mirada algo confusa, confusa no por lo que acababa de oír sino por lo que había sentido. Que alguien se preocupara por ella le parecía lejano, había renunciado a aquello cuando abandonó Boston, dejando sólo una carta a sus padres. Mordisqueó su labio inferior e hizo además de hablar, pero justo en ese momento unos acordes desafinados la callaron.
Rio al escucharlo cantar el cumpleaños feliz, no se lo había esperado y aquella suave carcajada le hizo olvidar momentáneamente en lo que pensaba. Apretó los labios para no seguir riendo mientras avanzaba hacia él. - Dios, Luke, eso fue horrible.- no pudo evitar reír un poco otra vez antes de detenerse justo frente a él. - No creo que cuente como la canción que te pedí, ¿cierto?.- le preguntó sonriente buscando los ojos del chico. La sonrisa lentamente se borró de su rostro y Aphril suspiró, como si dudara de algo. Hizo a un lado el micrófono y se situó justo frente a Luke posando su mano sobre la que él utilizaba para los acordes. La mano de Aphril estaba bastante fría para ser una noche de verano debido a la baja presión. Su ceño se frunció levemente mientras esquivaba la mirada del joven y tomaba los dedos de él hasta posarlos sobre las cuerdas que quería, ejerciendo ella misma la fuerza para que sonara bien. Tomó la otra mano de Luke y rasgueó, no sonó como esperaba por lo que ajustó la primera cuerda. - Tranquilo, prometo que no se cortará.- dijo con una sonrisa y repitió lo anterior, obteniendo el sonido que buscaba.
Presionó la mano de Luke sobre el mástil de la guitarra, y tomando la otra mano del chico la hizo sonar una vez. - Look at the stars...-no se podía decir que cantaba mucho, pues pronunciaba cada palabra con excesiva lentitud, haciendo tiempo para cambiar de posición los dedos de Luke. - look how they shine for you, and everything you do- otra vez volvió a cambiar de acorde e hizo sonar la guitarra.- yeah they were all yellow. - su voz se perdió junto al sonido de la guitarra, y alzó la vista para encontrarse con los ojos oscuros de Luke.
- Bueno, eso no estuvo mucho mejor.- sonrió divertida, aún de pie frente a él.- pero por lo menos fue una canción de verdad.- comentó encogiéndose de hombros, y retirando sus frías manos de las de él para apartarse un mechón de cabello del rostro.



Aphril Raissa Rumsfeld
The girl who believe in something better
avatar
Aphril R. Rumsfeld
» Camarera en el Café de la Esquina «

 » Camarera en el Café de la Esquina «

Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Jue Ene 12, 2012 2:03 am

Sintió el dolor en el estómago que hacia tiempo que no sentía, normalmente sucedía cuando estaba cerca de Aphril y lograba sentirse tontamente incomodo. No por ella, sino por como se sentía y como trataba de ocultarlo. Aunque, bueno, seguramente ella lo notaba y se reía de él. Luke siempre había sido, un enamorado del amor, de ese tipo que jamás ibas a encontrar. Una vez Sophie le había dicho que todas las mujeres buscaban un hombre como él, pero al encontrarlo, finalmente se aburrían. Eso desanimó en la vida de Luke, y después notó que tenía razón. Y que siempre iba a tenerla. Veía a Gale, moverse entre las mujeres insultandolas y tratandolas mal, pero ellas morían por él. Lo buscaban en todos lados, y Gale sonaba completamente desinteresado, logrando que a Luke le hirbiera la sangre. ¿Envidia? Vaya uno a saber.
Las carcajadas de Luke salieron sin más, aliviadas y tranquilas, chasqueando la lengua cuando terminó de reír, algo que normalmente hacia y mucha gente le decía que era algo muy ingles. ¿Lo era? Luke no tenía idea, él amaba el acento de la gente en CR, el acento americano divertido y encantador, no era aburrido y frío como el de los ingleses, como si fuera una melodía en medio de un funeral. Siempre había notado que Aphril tenía una forma extraña de hablar, que le recordaba a alguien pero no sabía a quien, como si hablara bajo siempre y las palabras fueran arrastradas para mayor comprensión de otras personas. Desconocía si a alguien no le gustaba eso, pero a él le encantaba.

- ¡Oh, vamos! ¡Es mi mejor tema! - exclamó sonriendo como un niño, mostrando todos sus blancos dientes que no brillaron en la oscuridad. Luego la sonrisa también en él desapareció, notando lo que sucedía. Aphril se acercaba a él y por un momento deseó lanzar la guitarra por los aires lejos de ellos y abrazarla, o por lo menos tocarla. Pero se contuvo, mordiendo su labio con fuerza como cuando estaba nervioso o ansioso. - Puedo cantar otra si...

La frase terminó, porque cuando iba a soltar una tontería -que seguramente sería 'si me dejas llevarte a tu casa, me dejas invitarte un café'-, Aphril apoyó sus blancas y heladas manos sobre las de él. No le asustó el tacto, pero en su cuerpo corrió un escalofrío lento que recorrió toda su espalda. Sus manos se quedaron paralizadas, un tanto como él. Deseando tomar entre ellas las manos de la chica, entrelazar sus dedos, atraerla hacia él. Pero no lo hizo, dejó que ella hiciera lo que quisiera con él. Era su marioneta en ese momento, si Aphril le decía en ese momento que le diera todo su dinero, sus dibujos y sus tablas, él le daba todo. Incluso la vida si no fuera tan dramático, pero lo haría. Sus ojos no se despegaron de Aphril, nunca observó las cuerdas -porque ella tenía el control de tales-. Su rostro estaba tan cerca de él que podía acercarse lentamente & apoyar sus labios sobre la mejilla de la rubia en segundos. Fantaseó en el momento si eso sucediera, pero no quería romper la situación. Mucho menos cuando ella comenzó a cantar.

Nuevamente el golpe. El escalofrío creciendo en él deseando guardar el momento para siempre, su voz para siempre. Si pudiera, en ese momento grabaría la voz de Aphril en su memoria eternamente, para escucharla en cada momento, como un soundtrack de su vida. Pero la melodía de Coldplay terminó, dejándolo con un sabor amargo en sus labios. Las manos pálidas se alejaron de él, y por un segundo hizo un ademán de tomarlas. Suspiró y trató de recobrar el aliento, por lo menos para no parecer un idiota frente a ella. ¿La gente se comportaba de ese modo con ella? ¿O solamente era él quien estaba jodidamente perdido?

- Coldplay... -susurró sin saber realmente que decir en ese momento. Tenía miles de palabras, pero sólo pudo soltar el nombre de la banda de la canción. Como si estuvieran en un videoclip y tuviera que decirlo para ganar público. Sus manos volvieron a la guitarra y tomó aire. Recordó una parte de una canción que escuchaba en sus momentos darks, cuando pensaba que el mundo era una basura y la sangre era su mejor amiga. Nada tenía que ver con Aphril, pero recordó y quiso tocar una sola parte. Sus manos volvieron a golpear las cuerdas, comenzando rápido la canción, aunque sólo era una pequeña parte.

-I know you feel alone and no one else can figure you out...-se tomaba pausas al cantar, cosa que no hacía muy bien, por lo que lo hacía muy bajo, como una leve melodía. - But don't you ever turn away from the ones that help you down. -las notas salían desordenadas, como si fueran parte de la canción o no, ya que Luke no estaba observando la guitarra, sino a la chica que estaba frente a ella. Una vez, había escuchado que la música decía las palabras que uno nunca podía explicar. Ahí el ejemplo. -Well they'd love to save you, don't you know they love to see you smile?

Se detuvo finalmente, las últimas palabras de la canción casi las había susurrado. Supuso que ella lo entendió, por lo que no comentó nada más, sintiendo las mejillas ardiendo. Era una suerte que la oscuridad no mostrara aquello, y si los ojos claros de Aphril que él no dejaba de observar esperando alguna reacción de su parte. - Ahora es cuando dices que canto horrible.


{El tema original es mejor. x }















LukeLindsey
avatar
Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Aphril R. Rumsfeld el Jue Ene 12, 2012 7:54 pm

No fue consciente de que Lucas la miraba fijamente hasta que se su voz se perdió en el silencio del café, hasta que desganada se alejó un paso de él. Sintió sus mejillas arder, un agradable calor recorriendo su cuerpo frío. Agradecía estar a contraluz, de espalda a la ventana pues así su rostro no se distinguía con claridad. Odiaba sentirse así, porque no era correcto, no estaba bien. Pero, ¿quién era ella para decir eso?. Se había equivocado durante toda su vida, se había hundido en un pozo que ella misma había cavado. Sin duda Aphril no era la persona adecuada para decidir si algo era correcto o no. Pero de lo que sí estaba segura era de que no dañaría a Luke, haría todo lo posible para no hacerlo.
Una sonrisa inesperada apareció en su rostro al oír a Luke nombrar a Coldplay, no era su grupo favorito, pero aquella canción sí le gustaba. Aphril asintió suavemente con la cabeza y se removió algo incómoda en su sitio, sin saber muy bien qué decir. Aún recordaba las manos cálidas de él bajo las suyas, y sentía como aquel calor la iba abandonando. Sintió el frío regresar a ella, y resistió el impulso de acercarse a él, de aferrarse a su pecho y gritarle todo lo que tenía que decir. Mordió el lado interior de su mejilla, evitando la mirada del joven, pero no duró mucho, pues unos nuevos acordes hicieron que regresara su atención a él.
Al comienzo no pudo reconocer la melodía, pero al oír la primera frase se le hizo vagamente conocida. Sostuvo la mirada de Luke mientras lo escuchaba cantar, un escalofrío recorrió su espalda mientras se perdía en su voz grave y pausada que le llegaba hasta lo más profundo. Pero había algo más que la aturdía. La letra. No pudo evitar prestar atención a cada una de las palabras. ¿Sería una canción al azar? ¿Estaba dándole muchas vueltas al asunto.? Quizás, nunca lo sabría. Pero fue como un balde de agua fría cayendo sobre ella, sobre todo la última parte que acabó convirtiéndose en un susurro. Hubiese deseado recordar la melodía por siempre, para que acabase siendo ésta su último pensamiento antes de dormir, para que la acompañara durante las solitarias noches.
No había notado el momento en el cual su respiración se había hecho más pesada y rápida, en el cual su corazón bombeaba con fuerza en su pecho. Tenía un nudo en la garganta que le impedía hablar, tenía que tranquilizarse si no deseaba comenzar a hiperventilar, si es que no lo estaba haciendo ya. Y la realidad la golpeó con fuerza, sin piedad. Había llegado al límite, estaba caminando sin precaución alguna al borde de un abismo, jugaba con fuego. Si continuaba así, ya no habría vuelta atrás, lo sabía.
- Luke - le advirtió con un hilo de voz, él entendería, siempre lo hacía. Aphril construía un muro entre ellos que era imposible cruzar. Y probablemente se sentía tan mal como él, o incluso peor. Se sentía la peor persona del mundo. Si tan sólo pudiese darle una explicación razonable... Y la tenía, él merecía oírla pero tenía miedo. La incertidumbre de no saber lo que ocurriría con Luke le aterraba aún más que todo lo que vendría y todo por lo que había pasado ya.
Una sonrisa que no le llegó a los ojos curvó sus labios, al oír la última frase del joven. Suspiró e intentó que su voz no le fallara al hablar. - No, no-murmuró con una expresión que era imposible de descifrar, todo lo que quería estaba justo frente a ella y era a la vez, todo lo que nunca tendría.- En realidad, estuvo bastante bien. Aunque superar lo anterior no podría ser difícil.- volvió a sonreír suavemente al recordar lo del cumpleaños. Mordió con fuerza su labio anterior, sabiendo que no podía hacer cómo si nada hubiese pasado por mucho tiempo. - Me gusta tu voz, deberías cantar más seguido. O dejar que alguien te escuche.-comentó seriamente mientras volvía a esquivar la mirada de él, miró hacia el techo fugazmente, como si esperara que algún tipo de salvación divina le ayudara. Luke era lo más adorable que había conocido, y por eso mismo no podía arrastrarlo hacia sus propios problemas.



Última edición por Aphril R. Rumsfeld el Vie Ene 13, 2012 11:45 am, editado 1 vez


Aphril Raissa Rumsfeld
The girl who believe in something better
avatar
Aphril R. Rumsfeld
» Camarera en el Café de la Esquina «

 » Camarera en el Café de la Esquina «

Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Vie Ene 13, 2012 2:58 am

El silencio era molesta para ambos, o mejor dicho... para los dos. Jugaba en contra a cada momento, cuando uno dejaba de hablar... el silencio se hacia paso entre ellos alejándolos lo suficiente como para estar a kilómetros. La mayoría de la gente estaba durmiendo aquella noche por lo tanto ni siquiera las luces de los autos podían verse. Sólo la nota, la luna & Aphril. Tragó lentamente, como si tragara veneno por partes para finalmente morir. Seguramente, cuando todo ese ensueño estuviera terminado, cuando él tocara las sábanas de su cuarto para descansar ella volvería a su sueño como un fantasma. Su nombre estaría en su cabeza gritándole, Aphril, Aphril, Aphril. Bailando en su mente estarían las palabras, el roce de sus manos y seguramente su perfecta voz cantando una canción de una banda que jamás le había gustado. Pero así era Aphril, como aquel rey que tocaba todo y lo volvía oro. Cada cosa que ella tocaba se volvía maravilloso, incluso él en ese momento.

El golpe fue fuerte, claro que lo fue. Cuando ella alzó el muro frente a Luke, él lo sintió como un golpe en el pecho. Lo dejó sin aire & por un instante quiso alejarse para no volver más. Quiso dejarla sola en aquel lugar pero no podía. Él no era así y seguramente no lo sería nunca. Adoraba a esa mujer frente a él, y daría todo por ella. Sin importar que fuera. Pero el rechazo no traía esos pensamientos, sino pensamientos sumamente dolorosos. Negativos. ¿Había algo malo en él? ¿Algo que lastimara a los demás? ¿Algo que no le diera aire para respirar? ¿Algo que ella odiaba y no se lo decía? Iba a gritárselo, lleno de impotencia y dolor, pero solamente se mantuvo en silencio.

Se estaba haciendo tarde.

- Aphril -la llamó para que lo mirara. Pero ella parecía decidida a mirar el techo, no sabía porque lo hacía, pero Luke solía hacerlo para no llorar. Observar un punto alto y fijo, ¿estaba queriendo llorar en ese momento Aphril? El pensamiento le regaló un nuevo escalofrío lo suficientemente fuerte como para soltar las palabras sin pensarlas, como también las acciones. Una de sus manos viajó a la mejilla de porcelana de Aphril, tan delicada que temía que con su roce se rompiera. Pero no hizo gran movimiento, solamente acarició su suave piel que parecía arder bajo sus dedos. - Haría cualquier cosa por ti para no verte así. Para no verte triste. -soltó sin pensarlo, humedeciendo lentamente sus labios, su mano seguía el movimiento pero esperaba el golpe, o que ella se alejara lentamente. Dio un paso más, dejando atrás la guitarra y demás, estando lo suficientemente cerca para observar hasta sus pequeños poros. - Y si tengo la culpa, sólo tienes que decírmelo y me alejaré. Sólo tienes que decirmel, ¿sabes?















LukeLindsey
avatar
Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Aphril R. Rumsfeld el Vie Ene 13, 2012 10:59 am

Supo lo que vendría cuando él pronuncio la A de su nombre. Los ojos le ardían, pero no iba a llorar, claro que no lo haría. Tardó en dirigirle la mirada y cuando lo hizo, el semblante de la rubia se mantuvo impasible, carente de emoción, absolutamente vacío. Ya no había rastro de la Aphril de minutos antes, sonriente y dulce. Todo músculo de su cuerpo se encontraba tenso, apretaba los dientes para que la emoción no se reflejara en su rostro. Había seguido toda la secuencia de la expresión de Luke, desde la sorpresa por su repentino cambio, seguido de la molestia y el dolor. Era demasiado transparente, tan distinto a ella.

Su expresión se quebró al sentir la mano de él sobre su mejilla, tocándola con suavidad, como si de un momento a otro se fuese a romper. Aphril tomó aire y no hizo ademán de apartarse. Sintió la necesidad de desviar su mirada acuosa de él, no podía seguir ocultándoselo, no cuando Luke se preocupaba por ella. Abrió la boca para interrumpirlo, para decirle que todo estaba bien, pero ningún sonido salió de ella. Le dolía ser la causa de ver a Luke así, cuando acostumbraba a verlo sonreír con su típico aire despreocupado. Sentía un vacío en el estómago y una solitaria lágrima fue la primera en caer por su mejilla antes de que pestañara y otras más la siguieran.

Su rostro afligido se alzó al tener a Luke tan cerca de ella, le sacaba casi una cabeza de altura. Las siguientes palabras la destrozaron y dejaron sin aire. ¿Su culpa? No, por supuesto que no. Negó rápidamente con la cabeza, aun sin poder encontrar su voz. Secó sus lágrimas con el dorso de su mano, pero rápidamente fueron remplazadas por otras. Se sentía al borde del colapso, como si todos sus miedos salieran a flote -y las malditas hormonas no ayudaban en nada-. Quería decir tanto, pero se sentía muda, ni siquiera sabía como empezar.

Lentamente alzó su mano para tomar la de Luke que aún se encontraba en su mejilla, alejándola para luego dejarla caer a su costado, pero sin soltarla en ningún momento. Y fue ahí cuando ya no tuvo más dudas, no podía seguir así. Dio un paso más y chocó contra Luke, escondiendo su rostro en el pecho de éste. Volvió a negar suavemente con la cabeza, y más lágrimas cayeron, se sintió una niña pequeña otra vez, que cuando no deseaba llorar siempre alguien la abrazaba y acababa peor. - No.-murmuró como pudo.- No es tu culpa, nunca ha sido tu culpa.- dijo con un hilo de voz. Se alejó de él lo suficiente como para mirarlo de frente cuando sintió que su cuerpo temblaba. - Lo siento. -hipó alzando su mano temblorosa para quitar el cabello que caía por la frente del chico hasta casi llegar a sus ojos.- Lo único que quería era que estuvieras bien. -dijo con la voz entrecortada y con las mejillas húmedas. Y con 'bien' se refería a que estuviera bien lejos de ella, porque la rubia no tenía nada que ofrecerle más que problemas. - no deseaba hacerte daño, ni verte así, Luke, pero lo he hecho de todas formas, ¿verdad?.- mordió su labio para evitar un sollozo a la vez que una sonrisa amarga se posaba en su rostro y luego miró hacia los lados, buscando su bolso. No recordaba en qué maldita mesa lo había dejado, pero ya era hora de que se fuera de ahí. Pero había algo en ella que le gritaba que debía decirle todo, que ese era el momento.



Aphril Raissa Rumsfeld
The girl who believe in something better
avatar
Aphril R. Rumsfeld
» Camarera en el Café de la Esquina «

 » Camarera en el Café de la Esquina «

Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Vie Ene 13, 2012 8:52 pm

Su rostro se horrorizó al instante que vio las lágrimas de Aphril caer por sus blancas mejillas de porcelana. Tragó exageradamente y por largos minutos no supo que hacer, sólo mirarla romperse frente a él. Lo único que vagaba en su mente en aquel momento, eran las palabras negativas de su padre. "Ella tiene sus problemas. Tu significas uno." Él era un problema. Frente a la chica, colapsando y cayendo en un abismo del que aparentemente Luke no podía salvarla, se sentía un extraño por completo. Él era un idiota, una persona que venía a molestar a Aphril atravesando todos los muros a los golpes, tal super héroe, tratando de llegar a ella sin importarle si ella sufría cuando él lo hacia. Sus manos temblaron cuando ella tomó una de ellas pero no dejó de observarla. Sentía que no la conocía, que pasara lo que pasara, Aphril nunca le terminaría de contar que le sucedía. Y eso lo dejaba sin habla, shockeado, creando miles de excusas en su mente. De posibilidades, de problemas.

Volvió en si cuando Aphril se golpeó contra ella, chocando contra él. No importaba que estaba pensando él en ese minuto, no importaba que sufría él ante el rechazo de tal vez lo único que quería en ese momento. En ese momento Aphril necesitaba de él, de su contención y él había aprendido a entender esas llamadas. Tal vez era gracias a la cantidad de amigas mujeres que había tenido a lo largo de su vida. Pero, aun así, no podía admitir que conocía a las mujeres, nunca lo haría. Sus manos viajaron hasta el cabello y la espalda de Aphril. Una de sus manos acariciaba el cabello de Aphril, mientras la otra hacía lo mismo con su espalda. Se sorprendió al notar lo bien que la chica encajaba en él, en sus brazos. Su pecho parecía hecho para el rostro de Aphril, como si tuvieran la altura justa para estar abrazados.

- Hey... no -fue lo único que pudo susurrar. Había mucho que quería decirle, pero las palabras se enredaban en su lengua combatiendo mientras pensaban si eran correctas o no. Quería decirle que no llore, que no valía la pena llorar en ese momento, que él iba a alejarse para no molestarla, que no iba a molestarla mas si eso la lastimaba. Aphri se alejó un poco de él, observándolo con los ojos cristalinos llenos de lágrimas que aun permanecían en su mejilla o nacían nuevamente para caer y perderse. - Aphril, hey, Aphril -trató de detener sus palabras atropelladas mientras hablaba, sonriendole con rendición pero eso no podía notar Aphril, sólo podía ver una sonrisa sumamente adorable y tierna, típica de Luke. Acarició su rostro con tranquilidad, corriendole el cabello de la cara como así también las lágrimas, secando una por una. - Sé que es bueno llorar, que alivia a las personas. Pero no quiero que lo hagas, ¿de acuerdo? No quiero verte así -admitió Luke, podía ser malentendido, pero no lo hacía por maldad. No lo hacía por un pensamiento masculino -o machista- donde decían que no querían ver mujeres llorar porque era algo que odiaba. Luke no quería ver a la chica triste, llorando por su culpa. Por su maldita insistencia. - No me has hecho nada. Mírame -soltó una sonrisa radiante, ignorando el peso de su corazón cuando hizo aquello. Como si estuviera terriblemente mal lo que estaba haciendo. -Nada va a pasarme si tu estás bien, así que coopera un poco de tu parte. -sonrió, claramente aquello era en broma, tratando de animarla un poco.

El silencio apestaba a rendición, Luke lo sabía pero no iba a comentarlo. Suspiró lentamente, a fin de cuentas lo hermoso y bello siempre se observaba de lejos, como un museo. Aphril era inalcanzable. Para él, y esperaba que para otros no lo sea. Para alguien que la hiciera feliz, que le hiciera sonreír como él parecía que no podía. Se inclinó hacia Aphril, apoyando sus gruesos labios sobre la frente pálida y helada de la chica. Se sintió como un niño rebelde, que bebe el vino de sus padres a escondidas. Sabía a prohibición, a rebeldía a lo único que podía llegar en su vida. - Vamos, te llevo a tu casa. Es tarde. -susurró bajo, con sus ojos posados en los de ella. Nuevamente estaban peligrosamente cerca, pero Luke no iba a moverse más. - Tal vez tus padres creen que te rapté y me gano algo de dinero.















LukeLindsey
avatar
Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Aphril R. Rumsfeld el Vie Ene 13, 2012 9:36 pm

Por más que lo intentaba no podía hacer caso a las palabras de Luke, entendía que estuviera asustado por verla así, la mayoría de los chicos lo estarían. Agradeció internamente que no la dejara sola, porque por mínimo que fuera, Aphril conocía a alguien que sí lo hubiese hecho. Cuando ya comenzaba a desesperarse por no poder enfocar bien su vista, por no poder detener el movimiento brusco de su pecho cuando intentaba respirar, oír a Luke logró calmarla un poco. Su cuerpo temblaba por el esfuerzo que hacía por no seguir llorando, pero por lo menos las lágrimas ya no caían con la misma frecuencia.
Las manos de Luke secaban sus mejillas y apartaban el cabello de su rostro, seguramente sería un desastre por completo. Los ojos ya enrojecidos de la rubia se enfocaron en la sonrisa de él, calmándose poco a poco a pesar de saber que estaba siendo condescendiente con ella. Que simplemente quería hacerle sentir mejor, porque era imposible que luego de la expresión dolida que tenía antes ahora le sonriera con naturalidad. Pero quiso creerle, como si pudiera aliviar momentáneamente la culpa que sentía por hacer que se encontrara en aquella situación.
Dirigió su vista a los ojos de Luke obedientemente cuando le pidió que lo mirara y asintió suavemente con la cabeza ante sus palabras, dejando que una débil sonrisa se posara en sus labios para indicarle que ya estaba mejor, aunque no fuese cierto. No sabía que le dolería más, si Luke gritándole y preguntándole que rayos iba mal con ella o a Luke intentando por todos los medios tranquilizándola, aún sin obtener respuestas.
Nuevas lágrimas amenazaron con caer por sus ojos cuando sintió los cálidos y suaves labios de él sobre su frente y agradeció que no pudiera ver su expresión en ese momento. Sentía otra vez que colapsaría en cualquier momento. Estaba jugando con el límite al cual no quería llegar.
- Lo siento. – murmuró secando ella misma el rastro de las lagrimas que aún quedaban en sus mejillas. Humedeció sus labios antes de volver a mirar a Luke, requirió de todo su esfuerzo sostenerle la mirada y aparentar que por dentro no se estaba desgarrando mientras le hablaba con su voz algo más grave de lo normal, pero calmada y pausada.
-Siento que hayas tenido que presenciar esto, en serio. – bajó la vista algo avergonzada, sin embargo una sonrisa de disculpa apareció en sus labios enrojecidos. Era plenamente consciente de los cerca que estaban, pero sabía que luego de lo anterior todo había cambiado. Quizás sería más fácil si el la odiara, si se diera cuenta de que no valía la pena.
Asintió cuando él dijo que la llevaría a casa, honestamente hubiese deseado ir a cualquier parte menos a su departamento que le recordaba constantemente que era un hogar momentáneo, que no pertenecía a ningún lugar. Sonrió fugazmente al oír lo que dijo sobre sus padres, pero no pudo evitar sentirse algo extrañada.
- Puedes raptarme si quieres, aunque tendrías que quedarte conmigo- bromeó débilmente, con la sombra de la sonrisa en sus labios. - no se enterarán. – dijo en un susurro, llegando a un tema algo delicado. Dudó un momento antes de volver a hablar.
- No hablo con ellos desde que llegué aquí, vine sola y hasta ahora he sobrevivido, un milagro para quien ni siquiera sabía hacer bien su cama.- agregó encogiéndose de hombros, evidentemente restándole importancia a lo que había dicho. Pero si Luke hacía la pregunta correcta, no le quedaría más remedio que hablar.



Aphril Raissa Rumsfeld
The girl who believe in something better
avatar
Aphril R. Rumsfeld
» Camarera en el Café de la Esquina «

 » Camarera en el Café de la Esquina «

Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Lucas F. Lindsey el Vie Ene 13, 2012 10:43 pm

Obligó a su cuerpo a moverse, a abandonar el lugar finalmente, la guitarra, la luz de la luna haciendo el rostro de Aphril más pálido. Tenía que salir de ahí, pero antes tenía que llevarla a su casa. El mismo se obligaba tal cosa, no quería parecer un cobarde que al sentir los sentimientos lanzados a un río sintiera la necesidad de correr. Sabía que los hombres necesitaban de eso, de esa necesidad de correr y nunca volver. Y aveces la entendía, pero ahí estaba aun, sonriendole a Aphril cuando era lo que menos quería hacer en ese momento.

- No te preocupes, todos tenemos un momento de explosión emocional. -mordió su lengua cuando quiso decir algo más. Estúpido. Sus palabras seguían saliendo y cuando quiso demostrarle que estaba feliz por haber cuando ella explotó, se volvió a sentir un idiota. Se alejó de ella, no sin 0antes acariciar levemente su mejilla decorando el momento con una sonrisa muy Luke. Caminó por la oscuridad, en busca del bolso de Aphril y al encontrarlo, demasiado lejos de ellos, lo usó como si fuera de él. Se giró hacia ella con una sonrisa infantil, como si una travesura hubiese hecho, así era Luke y nunca dejaría que la angustia lo coma en algún momento. Él no era así.

- Nunca le cuentes a un secuestrador que estás sola -bromeó caminando hacia ella fingiendo mirar hacia todos lados en busca de alguien inexistente, una mínima broma por parte de Luke. El hecho de secuestrar a Aphril era una broma pero... una idea tentadora que borró de su cabeza rápidamente. Luke era un caballero y ademas, él nunca se metía en la vida de los demás si ellos no le comentaban su situación. La gente solía hablar con él, expresarse con tranquilidad y angustia contando su situación con total normalidad. La gente solía necesitarlo para conversar, para hablar de la vida que sufrían. Luke nunca contaba sus miedos, sus temores, su situación, solamente escuchaba la de otros. Y amaba aquello, a veces bromeaba que tenía que ser psicólogo sólo para escuchar a la gente. A veces lo que la gente necesitaba, es ser escuchada. Se preguntó si Aphril necesitaba aquello, pero no comentó nada, ella le había dejado una puerta para preguntar porque estaba sola. Tal vez en ese momento él podría saber la razón de su angustia o el simple rechazo, pero no comentó nada. Solamente extendió su mano hacia ella, en otro momento eso podría causar cierta tensión o un escalofrío por parte de Luke, pero nada logró en realidad.

- Vamos, se hará más tarde. Aunque, si quieres, yo puedo hacer tu cama -bromeó levantando las cejas como si fuera Gale, el bendito mujeriego de Coast Ranges. Eso en Luke quedaba gracioso, casi parecía un niño. La observó desde donde estaba, y se dio cuenta que tenía razón. Simple & complicada. Tan cerca & tan lejos, así era Aphril y él se encargaría que la situación fuera la misma para siempre. O por lo menos, hasta que él no lograra manejar sus sentimientos.















LukeLindsey
avatar
Lucas F. Lindsey
» Surfista «

 » Surfista «

Mensajes : 316
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Aphril R. Rumsfeld el Vie Ene 13, 2012 11:21 pm

Se relajó cuando Luke no hizo mayor comentario sobre lo último que ella había dicho. No se sentía preparada para arruinar todo de una vez, ya había hecho demasiado. Otra vez la incertidumbre se apoderaba de ella, sentía que otro muro se había alzado entre ellos, sólo que esa vez no lo había construido sola. Suspiró con desgana, abrazándose ella misma. Qué más quedaría cuando le dijera el verdadero motivo por el cual no podía acercarse más…
Se preguntó en qué momento él tendría sus explosiones emocionales, pero no formuló la pregunta en voz alta. No tenía ganas de hablar, ni de nada, aunque sentía curiosidad. En ese momento le parecía que conocía tan poco a Luke como él a ella. Y sonrió tristemente mientras lo observaba alejarse en la oscuridad. Era mejor así. Quizás si se lo repetía hasta el cansancio acabaría por convencerse ella misma.
No pudo evitar reír suavemente al verlo sonreír de aquella manera tan infantil mientras utilizaba su bolso. No se sentía feliz, claro que no, pero era lo más cercano a sentirse así. Ya no dolía, no quemaba su interior verlo tan cerca y no poder acercarse. La resignación se había apoderado de ella. ¿Qué más había esperado?. Se sentía tonta de sólo pensarlo.
- Lo tendré en cuenta para cuando alguien más piense en secuestrarme. –contestó sonriendo de lado mientras lo observaba acercarse. Obligó a sus pies a moverse y avanzar los pocos pasos que los separaban. Los ojos de Aphril se fijaron en la mano extendida de Luke, y la tomó sin más. Todo escapaba de su comprensión, toda la situación e incluso lo que ella misma sentía. La cálida mano de él le recordaba lo cerca que estaba y que en realidad, no significaba nada, no cambiaba lo que había pasado y lo que ocurriría luego.
El comentario de Luke le arrancó otra sonrisa, que se vio rota por su piel pálida y ojos irritados por las lágrimas que había derramado.
- Vale, consideraré lo de la cama.- contestó y en su voz fue posible distinguir un toque de diversión. En realidad, sentía… no, no sentía. Era como si viese todo desde fuera, como si de una película se tratase. No ansiaba que llegara el momento donde la vida retomaría su velocidad, y todo lo que no le había afectado le golpeara con fuerza, porque sabía que ese momento llegaría.
Se adelantó y guió a Luke entre las mesas para llegar hacia la puerta.-Gracias por acompañarme.- murmuró dirigiéndole una mirada de reojo. Le agradecía lo que había hecho por ella, por escucharla, por seguir sonriéndole incluso cuando ella podía notar que no todo iba tan bien como quería hacerlo ver. Cualquier otra palabra que pronunciara estaría de más, ya habían pasado por mucho en los últimos minutos y sabía lo que le esperaba en el trayecto a su departamento, una vez abandonado el café. Luke seguiría comportándose como su amigo, robándole sonrisas con sus tonterías, hablando de temas banales y ella no haría más que fingir creerle, sabiendo que si no manejaba cuidadosamente las cosas –algo que jamás se le había dado bien.- arruinaría todo definitivamente, y por más que en su mente buscara la manera, el daño que había evitado causar ya estaba hecho. Otra vez tendría que dejar lo que más quería.

{Aphril Off}


Aphril Raissa Rumsfeld
The girl who believe in something better
avatar
Aphril R. Rumsfeld
» Camarera en el Café de la Esquina «

 » Camarera en el Café de la Esquina «

Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 09/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan simple & complicada como la noche {Aphril}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.